Ardales conjuga naturaleza, gastronomía, tradición y cultura. En este municipio malagueño se esconden tesoros de la historia y paisajes espectaculares, pero también presume de contar con la primera playa de interior con bandera azul en la comunidad andaluza.

Ubicada en el entorno del embalse Conde de Guadalhorce, este patrimonio natural es el lugar perfecto para que los amantes de la naturaleza puedan disfrutar practicando actividades deportivas como el senderismo, la escalada, la espeleología, la natación o la pesca deportiva de barbos, carpas o lucios.

Fue el pasado verano cuando la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (ADEAC) otorgó este certificado de calidad a sus aguas turquesas gracias a una serie de cualidades como son la excelencia, la seguridad, la educación medioambiental, la gestión ambiental y los servicios que presta.

Junto a este entorno natural se encuentran los apartamentos turísticos del Camping Parque Ardales, de gestión municipal. Las instalaciones ofrecen supermercado, parcelas para caravanas, tiendas de acampada o zonas de recreo para descansar con la familia y desconectar de la rutina diaria. La oferta turística de la zona del embalse es tan variada que se pueden practicar actividades acuáticas en la zona recreativa conocida como ‘La Isla’, que ofrece la posibilidad de disfrutar de los encantos de este paraje desde el agua, mediante el alquiler de hidropedales y kayaks, contemplando la abundante vegetación de la zona. El embalse Conde de Guadalhorce se encuentra situado en el enclave del Paraje Natural Desfiladero de los Gaitanes, un impresionante cañón en cuyas paredes se encuentra adosado el famoso Caminito del Rey, un vertiginoso recorrido a través de pasarelas que ofrece al visitante espectaculares panorámicas.

El municipio presume además de contar con un importante monumento prehistórico. Se trata de la Cueva de Ardales, ubicada en el Cerro de la Calinoria, a 565 metros sobre el nivel del mar. Fue descubierta en 1821 cuando un terremoto abrió la entrada sellada desde hacía 3.500 años.

Hoy en día, la Cueva de Ardales representa una de las cavidades con arte parietal paleolítico más importantes del sur de Europa, donde se han contabilizado ya más de mil representaciones gráficas, tanto abstractas como figurativas. Son probablemente las pinturas rupestres conocidas más antiguas del mundo y el pasado año, un equipo internacional de investigadores corroboró el origen humano de las marcas rojas que se descubrieron en la Cueva de Ardales y que fueron realizadas hace unos 65.000 años.

La visita no estaría completa sin detenerse en las ruinas de la mítica fortaleza de Bobastro, en la zona conocida como Mesa de Villaverde. Allí, Omar ibn Hafsún, rebelde descendiente de visigodos muladíes, creó un fortín inexpugnable para las tropas de los Omeyas, dinastía reinante en Córdoba, a la que se enfrentó entre el 880 y 919. Bobastro es el complejo rupestre del siglo IX más importante de Málaga.

Para más información

Ayuntamiento de Ardales - Área de Turismo

Dirección: Plaza de la Constitución, 1, 29550 Ardales

Página web: https://turismoardales.com

Teléfono: 952 45 80 87

Correo electrónico: ayuntamiento@ardales.es

Redes sociales: Facebook e Instagram

Ubicación: