Todavía escuece el empate en el último segundo ante el Cartagena en Martiricos y así lo reconoció Javi Jiménez, en declaraciones a los medios. En cambio, también quiso destacar el buen trabajo del equipo en líneas generales. "No deja de ser un mazazo, pero creo que el equipo se mantuvo equilibrado. No solo este partido, durante bastante tiempo intentamos estar equilibrados", comentó.

Más allá del resultado, apuntó que "durante la semana analizamos los errores que se comenten", así pueden atajar de raíz "lo que hicimos mal para que no vuelva a suceder este fin de semana en el campo del Amorebieta”, continuó.

Para el lateral, el equipo está "muy ordenado dentro del campo, tanto en la faceta ofensiva como defensiva, adquiriendo poco a poco esas ideas que Natxo está transmitiéndonos. Desde que llegó hasta ahora, el equipo está en pleno crecimiento", síntoma de mejora en las últimas semanas aunque los resultados no hayan acompañado.

En cuanto al duelo de este fin de semana, otra final ante el Amorebieta, Jiménez apunta que será "un partido muy importante, pero no solo ese partido, todos los que quedan. Sabemos de sobra lo que nos jugamos este fin de semana, y día a día, somos conscientes de ello".

Por último, mandó un mensaje de compromiso dirigido a la afición: "Que nadie dude de que el fin de semana nos vamos a dejar absolutamente todo, no solo en Amorebieta, sino en todos los siguientes partidos para intentar sumar de tres y salir cuanto antes de este bache que estamos pasando todos".