La ola canaria

El surf está de moda y el mejor lugar de Europa para practicarlo se llama Islas Canarias, las Afortunadas, el punto geográfico de España más cercano a África, un paraíso para los surfistas

En Canarias uno cabalga olas hasta que el cuerpo aguanta. Con una temperatura media de 20 grados centígrados los 365 días del año y spots de ensueño, las islas son un paraíso para los surfistas de olas grandes, amantes del deporte extremo a los que la gran cantidad de playas permite saltar de spot en spot (de punto surfeable a punto surfeable) en poco tiempo.

En el mundillo se las conoce, no en vano, como el Hawai europeo. Buen clima, excelente temperatura, gastronomía deliciosa, los lugareños más hospitalarios, picos de profundidad pronunciados, 360 grados de posibilidades de viento y todas las opciones para distintos niveles de destreza y experiencia: tanto para principiantes como para expertos.

Todas esas condiciones han traído a estas tierras varios trofeos internacionales. Jonathan González, campeón de Europa de la World Surf League, Yael Peña, Luis Díaz, Melania Suárez y Daniela Boldini, entre otras y otros. Jóvenes deportistas que el próximo año verán cómo se hace realidad su sueño: el surf competirá como deporte olímpico en los Juegos de Tokio en 2020.

1. Tenerife

Los principiantes tienen en esta isla un par de espacios ideales: el Puerto de la Cruz, al norte de la Isla, o el Muelle de Las Galletas, en el sur. Lo surferos más avezados se decantarán en el sur, por la Playa de las Américas, que da nombre a la competición más conocida de las islas, y en el norte, por Punta Hidalgo, lugar donde vive y entrena el campeón de 19 años Yael Peña. Sí, el niño rubio que años atrás quería hacer “grandes cosas” en un anuncio de Colacao.

La isla cuenta con olas de derecha, izquierda, picos y tubos accesibles tanto en invierno como en verano. La mejor época es de noviembre a febrero, aunque en verano funciona muy bien el norte de la isla, y en invierno, el sur. “Llevamos algunos años que en verano la fuerzas sures no han acompañado como quisiéramos, pero la marejadas de inviernos de los últimos 4 o 5 años han sido excepcionales”, cuenta el tinerfeño Jonathan González, uno de los surfistas con más talento de España y campeón de Europa 2016, entre otros galardones.

Surfista en Tenerife

En Santa Cruz de Tenerife, se encuentra Igueste de San Andrés, una de las mejores playas del norte de la isla, con olas de uno a tres metros e idóneas para el bodyboard. La bellísima y extensa playa de arena negra de origen volcánico de El Socorro, en Los Realejos, es perfecta para practicar bodyboard. Además, está muy bien acondicionada con duchas, aparcamiento, restaurante, socorristas y aseos.

La más famosa entre las famosas: las Américas Pro, una zona privilegiada para coger olas, siempre se le ha calificado como el Hawai europeo, tanto por las condiciones del mar como por la temperatura, explica Ángel Lobo, presidente de la Federación Canaria de Surf.

Para los que buscan más adrenalina, la playa de La Caleta, en Garachico, ofrece big wave y secciones tuberas, muy potentes en ambas direcciones. Las Conchas, en Guía de Isora, es una de las más conocidas de la costa sur. En la misma localidad, Punta Blanca, big wave de izquierda y derecha variable. Ángel Lobo también recomienda acercarse a El Terrero y a El Campanario.

2. Gran Canaria

Dicen los habituales que hay algo en Gran Canaria que hace inevitable mirar al océano, sentir una necesidad imperiosa de subirse a la tabla y cabalgar la isla. Gran Canaria tiene buenas olas todo el año. Las Canteras, Maspalomas, Plaza del Callao, El Puertillo, El Frontón… Difícil quedarse con una.

World Qualifying series (WQS) en El Confital - Las Palmas, Gran Canaria

Jonathan González elige El Frontón como una de sus dos olas favoritas, junto a El Quemao (Lanzarote), “por la calidad de los tubos y porque es la más frecuentada por profesionales del surf y del bodyboard de todos los lugares del mundo”.

El Frontón es también una de las preferidas de Luis Díaz, otra joven promesa del surf canario. “Solemos tener muy buen flow en el agua y respetamos mucho la tenacidad de los boogueros”, cuenta. “La verdad es que la derecha es un caramelo y la izquierda no es para nada imposible, es un tubazo épico”.

En el nordeste de la isla de Gran Canaria, en pleno casco de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, se encuentra una de las mejores olas de Europa para surfear: El Confital. Su calidad ha sido aprovechada en algunos de los mejores campeonatos mundiales, como las pruebas del WQS de la ASP y el Red Bull Rival. El spot de El Confital rompe de derecha, sobre lecho volcánico, con un tubo que se forma por toda la baja apenas sin fondo. Su bajada es vertical, casi en el aire, con un fuerte Take Off. Aunque es muy constante durante todo el año, las mejores condiciones para hacer surf se dan entre los meses de septiembre y mayo.

La Cicer en La Playa de las Canteras es otra de las favoritas de Ángel Lobo y no solo por su bella arena negra volcánica sino también por su importante comunidad de surfers. Los cuales, en su opinión, son claves si quieres tener la mejor información. “Respetar siempre los consejos de la gente local y no querer entrar en sitios que superan nuestro nivel son cosas muy importantes”, explica.

Rodeado por un precioso mar dorado como son las Dunas de Maspalomas, la playa del mismo nombre se presenta como un lugar espectacular para practicar windsurf, kitesurf y paddlesurf. Apenas visitada por turistas, la Playa del Callao es uno de los lugares referentes de los surfistas del sur la isla. En el norte, El Puertillo, en Arucas, ofrece toda la bravura del mar en un entorno salvaje e ideal.

Para no alejarse tanto del aeropuerto, El Lloret, en la capital grancanaria, una playa de callado, alberga toda la fuerza del norte de la ciudad y atrae a muchos surfistas cada año.

Garazi Sánchez, campeona de España de Surf en 2017 y 2018, subcampeona de Europa en 2017 y tercera en 2018

De esta isla, Garazi Sánchez, campeona de España de Surf en 2017 y 2018, subcampeona de Europa en 2017 y tercera en 2018, guarda uno de sus mejores recuerdos. “Conocí una familia surfera, que se convirtió en una segunda familia para mí”, cuenta. “Su manera de relacionarse con la naturaleza me marcó”, continúa. “El hijo era capaz de bajar descalzo al mar, pescar un pulpo con sus manos y subir a cocinarlo, a la vez que te hablaba con pasión de cada rincón de la isla y de todos sus animales”, cuenta. “Esas cosas son las que me llevo de Canarias”, afirma.

3. Lanzarote

La derecha de La Santa en Lanzarote es una de las olas importantes para Jonathan González, y también una de las elegidas por Ángel Lobo, de la Federación Canaria de Surf. Muy cerca se sitúa la archiconocida Famara, la mejor playa de la isla para surfear, que cuenta con varios picos, algunos también con fondo de arena, para disfrute de todos los niveles de surfistas.

La Izquierda de San Juan es el spot más conocido de la isla, larga y de tubos ocasionales, ha sido elegida para algunas pruebas. El Muelle es una fantástica opción cuando entra mucho mar. El Cagao es otra ola de roca rápida y divertida, corta pero para todos los niveles de surf, como ya el resto de playa, para surfistas menos experimentados.

La Santa es una de las mejores olas en Lanzarote

Ángel Lobo recomienda equiparse siempre con casco cuando se surfea en Canarias por la abundancia de playas rocosas. Este es casi el único peligro de las islas. Sus aguas tranquilas hacen que sean deseadas por surfistas de todo el mundo, fundamentalmente de los australianos, que vienen huyendo de los tiburones. De ellos tiene un mal recuerdo Garazi Sánchez, a quien una zodiac tuvo que sacar del agua en nuestras antípodas ante la amenaza de un jaquetón.

4. Fuerteventura

Fuerteventura tiene siete kilómetros de playa surfeable. Los Lobos, que rompe junto a esta isla, es una de las olas más largas de España (y puede que de Europa). También es recomendable El Muelle, en Corralejo, una ola hueca y rápida. En Rocky Point o Punta Elena se dan dos olas: una más adecuada para principiantes y otra en la parte externa (más alejada de la playa) solo aconsejable para surfistas extremos.

Kitesurfing en Fuerteventura

5. Resto de las islas

El interés del resto de las islas es menor, como menos son también los turistas, pero La Gomera, El Hierro o La Graciosa dan mucho juego para quién busque combinar surf y entornos salvajes.

Como dice Garazi Sánchez, es muy dificil quedarse con una sola isla: “En Lanzarote pisar restos volcánicos antes de entrar a surfear; Tenerife y su parecido a Hawai; Fuerteventura y su arena blanca… La magia de las islas es descubrirlas”.