13 de julio de 2008
13.07.2008
política

La nueva Cuba de Raúl Castro

13.07.2008 | 02:21
Durante todo el discurso de Raúl Castro, el sillón de su hermano Fidel, que cumplirá este mes dos años sin aparecer en público desde que se conoció que sufre una grave enfermedad, permaneció simbólicamente vacío a su derecha, en un claro recordatorio de su influencia política, aún muy importante.

El presidente cubano defiende sus reformas en su primer discurso en el Parlamento z Dice que su hermano Fidel tiene una vida "muy activa" y que está al tanto de toda la actualidad

En la primera sesión del Parlamento desde que reemplazó en febrero a su hermano Fidel Castro en la Presidencia, Raúl Castro afirmó el viernes que la situación económica del país hace imposible aumentar rápidamente los salarios, una de las principales demandas de los cubanos. Además de esa afirmación tan contundente, no hizo ningún anuncio fuera de lo esperado, pero su discurso fue en la línea aperturista de sus primeras reformas en el país.
Vestido con una camisa blanca en lugar de su uniforme de general, Castro aseguró que trabajaba para devolver poco a poco el poder adquisitivo a los cubanos. "Dependerá de la situación económica del país, inevitablemente vinculada a la crisis existente hoy en el mundo, la cual puede incluso agravarse", dijo.
Habló de su política de asociar los salarios a la productividad por primera vez en casi medio siglo y destacó que eliminará subsidios y aplicará lo que llamó un "adecuado sistema de impuestos".

Crisis. También advirtió a sus conciudadanos que el alza del precio del petróleo y los alimentos será un duro golpe para Cuba, ya que el país sigue dependiendo, en gran medida, de las importaciones. "Es inevitable que suframos cierto impacto en determinados productos y servicios", aseguró. La situación internacional, dijo, refuerza la necesidad de aumentar la producción agrícola para sustituir importaciones.
Desde que se convirtió en presidente el pasado 24 de febrero, Raúl Castro ha descentralizado la producción agrícola, ha ofrecido más tierras para los campesinos y ha llevado a cabo algunas reformas destinadas a aumentar la calidad de vida de los cubanos, que llevaban padeciendo quince años de continua crisis económica.
Al hablar de su hermano, afirmó que consultó el discurso que pronunció ante el Parlamento con el ex líder cubano, Fidel, quien le dio el visto bueno y le dijo textualmente: "está perfecto".

Fidel, muy activo. "Se lo llevé un poco tarde y le pedí que me contestara lo más rápido posible", dijo Raúl Castro, al señalar que su hermano Fidel, convaleciente desde julio de 2006 de una grave enfermedad, "tiene su vida muy activa, haciendo ejercicios, escribiendo, meditando, pensando".
"A veces es él el que me da noticias internacionales", dijo el presidente cubano, que reiteró que Fidel, en su respuesta a la consulta sobre el discurso, "dijo que estaba totalmente de acuerdo. "Quiero recordar textualmente lo que dijo: ´está perfecto", añadió.
Cuando recibió la investidura como presidente, Raúl Castro, de 77 años, solicitó autorización al Parlamento para consultar al líder cubano "las decisiones de especial transcendencia para el futuro de la nación".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine