19 de julio de 2008
19.07.2008
argentina

Fernández da marcha atrás

19.07.2008 | 02:24
Rectificación. El mandato de Fernández de Kirchner se ha tambaleado con este conflicto.

El Gobierno suspende la polémica subida de las tasas para la exportación de granos. Las patronales agropecuarias y la oposición saludan la decisión

El Gobierno argentino anunció ayer la retirada del alza impositiva a la exportación de granos que aprobó por decreto hace cuatro meses y desató un conflicto sin precedentes con el campo, tras sufrir su primera gran derrota política.
La decisión del Ejecutivo de suspender el esquema de retenciones móviles que regía desde marzo fue bien recibida por las patronales agropecuarias, que de todos modos advirtieron de que aún esperan respuestas a otras reclamaciones del sector.
La oposición también consideró que el Gobierno procedió correctamente tras el rechazo que recibió la medida, convertida en proyecto de ley, en el Senado durante la madrugada del jueves, con el voto decisivo del vicepresidente del país, Julio Cobos.
El anuncio sobre la suspensión de la subida impositiva fue realizado por el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, quien se limitó a leer el texto del decreto que lleva la firma de la jefa del Estado, Cristina Fernández. La presidenta, quien recientemente se jactó de no recurrir a los decretos en su gestión, que comenzó en diciembre pasado, utilizó nuevamente esta prerrogativa para dejar sin efecto el alza de los impuestos a la exportación de granos.
Aquella resolución desencadenó una oleada de movilizaciones y protestas del sector agropecuario que provocaron pérdidas millonarias al país y un severo desgaste de la mandataria, que en octubre de 2007 fue elegida con el 46% de los votos.
El nuevo decreto, que entrará en vigor tras su publicación en el Boletín Oficial del Estado el próximo lunes, establece que los niveles impositivos para las exportaciones de soja, trigo, maíz y girasol vuelvan a ser los establecidos en noviembre último.
Por lo tanto, en lugar del esquema progresivo de retenciones que regía desde marzo, para las exportaciones de soja volverá a aplicarse un impuesto fijo del 35%; del 28 para las del trigo; 25 para el maíz; y 23% para las de girasol.
Fin del conflicto. El titular de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Luciano Miguens, manifestó que la decisión del Ejecutivo termina con más de cuatro meses de conflicto.
Para la líder de la centrista Coalición Cívica y una de las principales dirigentes de la oposición, Elisa Carrió, "es muy buena la reacción de la presidenta" y la retirada de la medida permite resolver el conflicto con el campo.
Tras anunciar la suspensión del polémico esquema impositivo, el jefe de Gabinete dio a entender que es probable que en el futuro el Gobierno envíe al Parlamento otro proyecto relacionado con los tributos a las exportaciones de granos.
Las críticas que suscitó la intención del Gobierno de aumentar los gravámenes llevó a Cristina Fernández a manifestar que quienes no entienden su política "lo harán algún día".
Argentina es el primer exportador mundial de girasol, el segundo de maíz, el tercero de soja, el cuarto de trigo y el sexto de carne vacuna.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine