20 de julio de 2011
20.07.2011
Dictaduras sudamericanas

Nuevos exámenes corroboran que Allende se suicidó

El análisis de sus restos confirma que el presidente de Chile se quitó la vida durante el golpe de Pinochet

19.07.2011 | 22:21
El féretro de Allende fue extraído del mausoleo para su análisis.

Los nuevos exámenes a los restos del presidente chileno Salvador Allende confirman que el mandatario se quitó la vida el 11 de septiembre de 1973, durante el golpe militar que encabezó Augusto Pinochet, informó hoy su hija, Isabel Allende.

La senadora socialista dio cuenta a los periodistas de los resultados de las investigaciones del Servicio Médico Legal (SML) de Santiago realizados a los restos de su padre, exhumados para ello el pasado 23 de mayo.

"La conclusión es la que la familia Allende tenía. Es decir, el presidente Allende, el día 11 de septiembre de 1973, ante las circunstancias extremas que vivió, tomó la decisión de quitarse la vida antes de ser humillado o vivir cualquier otra situación", declaró la senadora a la prensa.
Los exámenes confirman que fue "sólo un disparo" el que terminó con la vida de Salvador Allende, dijo el director del SML, Patricio Bustos.

Isabel Allende se declaró agradecida por el trabajo de los expertos y dijo que la conclusión dará tranquilidad a la familia, que siempre creyó en la versión de los médicos de que Allende estaba solo en su despacho en el momento de su muerte y de que no hubo intervención de terceros.

Frente a la versión del suicidio surgieron también hipótesis que sugerían que Allende pudo ser asesinado por los militares golpistas que asaltaron la Moneda tras bombardearla e incendiarla, o que falló al intentar suicidarse y tuvo que ser rematado por uno de sus colaboradores más cercanos.

Tras su muerte, el cuerpo de Allende fue sometido a una autopsia antes de que sus restos fueran trasladados a la ciudad costera de Viña del Mar, pero en 1990, con la recuperación de la democracia, el cadáver fue exhumado y trasladado de nuevo a la capital, ocasión en que fue sometido a un segundo examen forense.

Tras la nueva exhumación del cuerpo, el pasado 23 de mayo, un equipo internacional de expertos realizó nuevos exámenes en las que, según el director del SML, Patricio Bustos, se llegó a la conclusión unánime del suicidio.

Según se ha establecido, Allende se sentó en un sillón de su oficina, afirmó el fusil AK-47 entre sus rodillas y apretó el gatillo, accionando dos proyectiles: uno entró por la barbilla y le salió por la parte posterior del cráneo, causándola la muerte y el otro fue hallado después incrustado en una pared de la estancia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook