11 de junio de 2013
11.06.2013
Salud del mandatario

Nelson Mandela sigue grave

El líder sudafricano, hospitalizado desde el sábado, se mantiene estable según informa la Presidencia Sudafricana

11.06.2013 | 16:24

La Presidencia de Sudáfrica anunció este miércoles que el expresidente Nelson Mandela sigue en estado grave pero estable, cuando el exmandatario cumple su cuarto día hospitalizado por una infección pulmonar.

"El expresidente está aún en estado grave pero estable en un hospital de Pretoria", dijo la jefatura del Estado en un comunicado.

Según la fuente, el presidente sudafricano, Jacob Zuma, se reunió anoche con los doctores que tratan a Mandela, que le pusieron al día de la salud del exlíder, de 94 años, que fue ingresado el pasado sábado.

El jefe del Estado se mostró "satisfecho" con el trabajo de los doctores, en quienes dijo tener "plena confianza".

En el anterior parte, el portavoz presidencial, Mac Maharaj, explicó ayer que Mandela estaba "bajo cuidados intensivos".

Según el comunicado emitido este miércoles, Zuma ha viajado a Ciudad del Cabo y no visitará a lo largo de la jornada a Mandela, tal y como había especulado la prensa local tras reforzarse desde anoche la seguridad en el hospital de Pretoria donde se trata al expresidente.

Mientras tanto, el que fuera líder "antiapartheid" ha recibido este miércoles en el hospital la visita de Zenani Mandela, una de las hijas de Mandela y embajadora de Sudáfrica en Argentina, desde donde ha viajado para estar junto a su padre.

Las otras dos hijas del antiguo estadista, Makaziwe y Zindzi, y su exmujer Winnie Mandela, también fueron vistas este miércoles entrando al Medi-Clinic Heart Hospital de Pretoria, informó la agencia sudafricana de noticias Sapa.

Fuentes diplomáticas extranjeras contactadas por Efe aseguraron este miércoles que el estado de Madiba -como se conoce popularmente al exmandatario en su país- podría ser peor si cabe que el que anuncian los partes oficiales.

El premio nobel de la Paz ha sido hospitalizado hasta en cuatro ocasiones desde el pasado diciembre, a causa de una infección pulmonar contraída durante sus 27 años en las cárceles del régimen racista del "apartheid".

Nelson Mandela luchó durante 67 años contra el sistema segregacionista.

En 1994, cuatro años después de ser liberado, fue elegido primer presidente negro de la historia de su país.

A la espera de noticias, varios ciudadanos se han vuelto a acercar este miércoles al domicilio de Madiba en Johannesburgo para expresar sus buenos deseos al venerado padre de la democracia multirracial sudafricana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas