13 de junio de 2013
13.06.2013
En el Estado de Luisiana

La explosión en Luisiana deja una segunda víctima mortal

El incidente en una planta química, de origen incierto, causó la muerte de otra persona y dejó 73 heridos

13.06.2013 | 17:35
Imagen de la planta donde se ha producido la explosión.

Una segunda persona falleció este viernes a causa de la explosión que tuvo lugar ayer en una planta química en Geismar (Luisiana), según informó hoy la policía estatal.

El incidente, cuyo origen aún es desconocido, causó la muerte de otra persona y dejó 73 heridos, uno de los cuales, Scott Thrower, de 47 años, falleció hoy en el hospital a causa de las heridas producidas por la explosión.

Doug Cain, capitán de la policía de Luisiana, reveló también la identidad del hombre que falleció el jueves, Zachary Green, de 29 años y trabajador de la planta.

La compañía, Williams Olefins, dedicada a producir etileno y propileno y con sede en Tulsa (Oklahoma), sufrió el accidente a las 8:30 hora local (12:30 GMT) del jueves, tras el cual se desencadenó un fuerte incendio en al menos dos puntos de las instalaciones.

El Departamento de Bomberos pudo apagar el fuego, que se declaró extinguido alrededor de las 13:00 hora local (17 GMT), aunque los equipos del Departamento de Calidad Ambiental (DEQ, en inglés) y la Agencia de Protección Ambiental de Luisiana continuaron analizando la calidad del aire ante el temor de que estuvieran siendo emitidos gases tóxicos.

En el momento de la explosión había unos 600 trabajadores en la planta, según detalló la policía.

El incidente provocó la evacuación de más de 300 trabajadores de la zona industrial y llevó a las autoridades a pedir a los habitantes de las zonas colindantes que permanecieran en sus casas hasta que la situación estuviera controlada.

Según informó el jefe de la Policía Estatal, Mike Edmonson, la sustancia que provocó el incendio fue el propileno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook