18 de junio de 2013
18.06.2013
Espionaje

´No hay que sacrificar la libertad para garantizar la seguridad´

Obama defiende los programas de inteligencia contra el terrorismo y rechaza que el Estado sea un "gran hermano"

18.06.2013 | 07:28
´No hay que sacrificar la libertad para garantizar la seguridad´

El presidente de EE.UU., Barack Obama, insistió hoy en su defensa de la actuación por parte de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA) y marcó diferencias respecto a la Administración de George W. Bush, especialmente con el exvicepresidente Dick Cheney.

"Alguna gente dice: 'ya sabes, Obama era ese liberal acérrimo antes, y ahora es Dick Cheney'", afirmó el actual presidente estadounidense en los extractos de una entrevista que emitirá esta noche el canal PBS dentro del programa "The Charlie Rose Show".

"Cheney a veces dice, 'De acuerdo, vamos a por todo'. Mi preocupación ha sido siempre no que no se haga recopilación de inteligencia para prevenir actos de terrorismo, pero más bien ver si establecemos un sistema de control y revisión", indicó Obama, al distanciarse de las políticas aplicadas por la anterior Administración republicana.

Durante la entrevista, el mandatario estadounidense reiteró la importancia de la labor de las agencias de inteligencia e insistió en que gracias a ellas se han evitado ataques terroristas.

"Una de las cosas que la gente debería entender acerca de todos estos programas es que han desarmado planes terroristas, no solo en EE.UU., también en el extranjero", subrayó.

La entrevista fue grabada el domingo por la tarde en la Casa Blanca, poco antes de que Obama partiese rumbo a Irlanda del Norte para participar en la cumbre del G8 que se celebra hoy y mañana.

Una vez más, el presidente reiteró los argumentos esgrimidos por la Administración de EE.UU. desde que Edward Snowden, exempleado de la CIA y NSA, filtrase a principios de mes la existencia de dos programas secretos mediante los que el Gobierno de su país supuestamente recopila registros telefónicos y datos digitales de millones de usuarios.

"Continúo creyendo que no tenemos que sacrificar nuestra libertad para garantizar la seguridad. Ese es un falso dilema", dijo el mandatario.

"A mi modo de ver", agregó, "mi trabajo consiste tanto en proteger a los estadounidenses como el modo de vida estadounidense, lo que incluye nuestra privacidad". Reiteró, por ello, la "transparencia" de estos programas que incluyen la supervisión de organismos independientes e informan puntualmente al Congreso.

Matizó, además, que no están diseñados para grabar conversaciones, solo tratan de cotejar números telefónicos, y rechazó la imagen de un "gran hermano" que revisa los correos electrónicos y las llamadas.

"Lo que he pedido a la comunidad de inteligencia es que analice cuánta de esta información se puede desclasificar sin comprometer el programa", señaló Obama.

Además, anunció su intención de reunirse próximamente con un consejo de supervisión de privacidad y libertades civiles para estudiar modos de equilibrar las necesidades de vigilancia a la par que se respeta el derecho a la privacidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook