26 de junio de 2013
26.06.2013
Italia

El centroderecha apuesta por la hija de Berlusconi como líder

Marina Berlusconi se perfila como principal candidata para tomar el relevo político a su padre

26.06.2013 | 11:42

La hija del ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi, Marina, de 47 años, es la principal candidata para convertirse en la próxima líder del centroderecha en Italia, según recoge hoy la prensa.

El nombre de Marina Berlusconi, hija mayor del "Cavaliere" y presidenta del grupo editorial Mondadori, ha surgido ya en varias ocasiones, pero siempre ha sido desmentido al asegurarse que la empresaria no tiene intención de dedicarse a la política.

Sin embargo, toda la prensa generalista italiana dedica hoy un artículo al deseo de los miembros del Pueblo de la Libertad (PDL) de que Marina Berlusconi tome las riendas del partido de su padre, sobre todo tras sus problemas con la justicia.

Tras la condena a 7 años de cárcel y la inhabilitación perpetua para el ejercicio de un cargo público, Berlusconi presentó en una cena la hipótesis de que Marina fuese su heredera, según la prensa.

Una solución a la falta de líderes en el centroderecha que ha desencadenado las declaraciones de aprobación de gran parte del PDL.

La diputada del PDL Michaela Biancofiore manifestó que Marina Berlusconi "sería una digna sucesora de Silvio" y la calificó como la "Renzi del centroderecha", en referencia al joven alcalde de Florencia que podría ser en el futuro el candidato del centroizquierda en unas elecciones.

Una de las acérrimas defensoras del ex primer ministro, la diputada Daniela Santanche, explicó que la elección de Marina "es una decisión muy seria" ya que se trata "de una mujer preparada y valiente, que es justo lo que necesita este país".

"Para el futuro, aunque no inmediato, contamos con otro Berlusconi que tiene todas las potencialidades de representar el pensamiento liberal y garantizar la economía social de mercado y se llama Marina", afirmó el senador del PDL Antonio Gentile.

Tras la sentencia del pasado lunes por el caso Ruby, Marina, que suele guardar silencio respecto a los asuntos judiciales de su padre, manifestó en un comunicado su "indignación" por una "condena escrita ya desde hace tiempo".

El experiodista y empresario Luigi Bisignani explicó ayer en un programa radiofónico que Marina, también miembro de los consejos de administración del banco Mediolanum, la productora Medusa Film, Mediaset y Mediobanca, está ya estudiando política con el profesor Paolo Del Debbio, uno de los fundadores del primer partido de Berlusconi, Forza Italia.

El único periódico que asegura que Marina Berlusconi no entrará en política es "La Stampa", que señala que la hija de "Il Cavaliere" está concentrada en "salvar las cuentas del grupo de la familia", Fininvest, que cerró 2012 con unas pérdidas por valor de 200 millones de euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook