13 de abril de 2015
13.04.2015
Investigación

Un policía jubilado mata a otro hombre negro en EEUU

El agente retirado, de 73 años, asegura que disparó al confundir el arma con una pistola de descargas eléctricas

13.04.2015 | 10:51
Otro hombre negro muere por un disparo de la Policía en EEUU
Play
Un policía jubilado mata a otro hombre negro en EEUU

Un agente de Policía jubilado ha matado a un sospechoso afroamericano durante una persecución registrada en la localidad de Tulsa, en el estado de Oklahoma, en el sur de Estados Unidos, porque supuestamente confundió su pistola con una pistola de descargas eléctricas, según ha informado uno de los responsables de la investigación a la cadena CNN.

Varias cadenas estadounidenses han difundido un vídeo en el que se puede ver al sospechoso, Eric Courtney Harris, corriendo por la calle para librarse de los agentes, hasta que es interceptado por el agente jubilado, que le dispara con su pistola mientras otro agente insulta al hombre tendido en el suelo.

Uno de los investigadores del caso ha asegurado que los dos hombres que intervinieron en los hechos no se encontraban en buenas condiciones psicológicas porque estaban sometidos al estrés de haber capturado a un huido.

El sargento de la Policía de Tulsa Jim Clark, que se ha hecho cargo de las indagaciones, ha asegurado que el supuesto autor del disparo que acabó con la vida del sospechoso es el agente jubilado Robert Bates, de 73 años, y que realizó el disparo "de forma involuntaria" cuando huía tras haber intentado vender una pistola a un agente encubierto.

Cuando varios agentes iban a esposar a Harris, Bates llegó con una pistola de gas pimienta y les advirtió de que iba a usar una pistola de descargas eléctricas. En lugar de eso, le disparó con una pistola normal y se disculpó de inmediato asegurando que se había equivocado, según se puede apreciar en la grabación difundida por varias cadenas.

Clark ha atribuido la actuación de Bates a un error humano similar al que le sucede a la hora de frenar un coche automático a un conductor acostumbrado a un vehículo con marchas y que pisa con el pie izquierdo aunque no tiene embrague.

"Son errores que se cometen cuando piensas que estás haciendo una cosa pero, en realidad, estás haciendo otra y el resultado es a menudo justo lo contrario de lo que pretendías", ha explicado. "Tu pretendido comportamiento se sale del camino que querías porque es asumido por una respuesta más fuerte y te lleva a una dirección distinta", ha asegurado.

Según el relato de Clark, Bates dijo que iba a usar su pistola táser y, por eso, apretó una sola vez el gatillo, como le habían enseñado a hacer en la Policía. En el caso de usar una pistola normal, el protocolo marca que hay que siempre dos veces. Además, en defensa de Bates, Clark ha dicho que se dio cuenta de inmediato del error por el retroceso del arma y mostró su arrepentimiento por haber disparado a Harris.

Clark ha asegurado que Bates no ha cometido ningún delito y le ha presentado como víctima. "El agente Bates no ha cometido un delito. El agente jubilado Bates ha sido la víctima, la auténtica víctima de un error humano. No puedo llegar a otra determinación", ha asegurado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook