22 de junio de 2015
22.06.2015
Estados Unidos

Carolina del Sur pide retirar la bandera confederada

La gobernadora del estado pide eliminar este polémico símbolo de los jardines del Parlamento regional

22.06.2015 | 22:52
Carolina del Sur pide retirar la bandera confederada del Capitolio
Play
Carolina del Sur pide retirar la bandera confederada

La gobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley, ha dicho este lunes que "es hora de retirar la bandera confederada" de los edificios estatales, tras la polémica surgida a raíz de la matanza cometida con motivos raciales en una iglesia de Charleston a manos de un joven blanco de 21 años, que dejó un saldo de nueve afroamericanos muertos.

"Para muchas personas en nuestro estado la bandera representa cosas nobles", ha dicho la republicana Haley, quien también ha reconocido que, "al mismo tiempo, para muchos otros en Carolina del Sur la bandera es un símbolo de profundo odio", tal y como ha informado la cadena estadounidense CNN.

"Los eventos de la semana pasada nos llaman a ver esto de una forma diferente. Hoy, estamos en un momento de unidad en nuestro estado, sin mala voluntad hay que decir que es hora de quitar la bandera de los terrenos del Capitolio", ha agregado la gobernadora de Carolina del Sur.

De esta forma, la bandera del bando confederado de la guerra de Secesión se retiraría del Capitolio estatal, según habían avanzado este mismo lunes el 'Charleston Post' y el diario 'Courier'.

Líderes políticos y religiosos, así como activistas locales, han pedido a las autoridades estatales la retirada de la bandera. "Ha llegado el momento de retirar este símbolo de odio y división de nuestro Capitolio", ha afirmado el reverendo Nelson Rivers, pastor baptista afroamericano de North Charleston.

Por su parte, el alcalde de la localidad de Charleston, Joseph Riley, ha asegurado que la bandera confederada es meramente "una pieza de la historia" cuyo sitio más apropiado está "en un museo", según ha indicado la agencia de noticias Reuters.

El presidente, Barack Obama, ha afirmado en una entrevista que los asesinatos demuestran que Estados Unidos tiene todavía un largo camino que recorrer en la cuestión del racismo. "No se trata sólo de la cuestión de si decir 'negro' en público es o no es educado", ha manifestado Obama.

Mientras que algunos estadounidenses consideran la bandera un emblema de la esclavitud, otros defienden que se trata de un símbolo de la historia y la cultura del sur de Estados Unidos.

La petición de retirada del controvertido símbolo llega después de que se informara de que Dylann Roof, de 21 años y autor confeso de la matanza del miércoles, publicó en Internet un manifiesto racista y varias fotos de él mismo posando con la bandera confederada.

Roof fue arrestado el jueves y acusado de nueve cargos por asesinato después de que presuntamente acabara a tiros con un grupo de estudio bíblico de la iglesia Madre Emanuel después de haberse sentado con ellos durante más de una hora.

El ataque --producido en un año en que Estados Unidos se ha visto sacudido por las protestas después del asesinato de hombres negros desarmados por parte de varios agentes de Policía-- ha reavivado el debate nacional sobre la cuestión racial, la Policía y el sistema judicial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook