15 de enero de 2017
15.01.2017
Turquía

El Parlamento turco aprueba el cambio al sistema presidencial

Con esta reforma Erdogan podrá gobernar por decreto, sin consultar al Parlamento sus decisiones

15.01.2017 | 23:50
Erdogan, fotografiado el pasado día 12 de enero.

El Parlamento de Turquía aprobó hoy en primera lectura los dos últimos artículos (del total de 18) de la controvertida reforma constitucional para crear un sistema presidencial en el país eurasiático, que aún depende de una segunda votación en la Cámara y de un referéndum.

Tras una semana de debate, el gobernante partido de Justicia y Desarrollo (AKP) logró superar junto con el opositor movimiento nacionalista (MHP, el cuarto partido de la Cámara) la necesaria mayoría de tres quintas partes (330 de 550 escaños).

A partir del miércoles próximo, la Cámara debatirá los cambios constitucionales de nuevo, los someterá a un voto general y si éste vuelve a superar la mayoría necesaria, el presidente de Turquía, el islamista Recep Tayyip Erdogan, podrá convocar un referéndum, que podría celebrarse entre el 26 de marzo y el 16 de abril.

Los dos últimos artículos fueron adoptados hoy con 342 y 344 votos, respectivamente, gracias a la mayoría que tienen el AKP (317 escaños) y el MHP (39).

El AKP pretende con esta reforma entregarle al presidente del país, actualmente Erdogan, amplios poderes ejecutivos.

El Partido Republicano del Pueblo (CHP) y el pro-kurdo Partido Democrático del Pueblo (HDP), el segundo y tercer partido del Parlamento, rechazan con vehemencia estos cambios.

Los opositores temen que Turquía se convierta en un país dominado por un solo hombre (Erdogan) y por un solo partido (el AKP).

Según la prensa turca, la segunda lectura de las enmiendas se celebrará a partir del miércoles que viene, con el plan de adoptar seis artículos por día, con lo que el sábado, 21 de enero, se realizaría el voto final de todo el paquete de enmiendas.

Con este cambio constitucional el presidente podrá gobernar por decreto, sin que sus decisiones pasen por el Parlamento.

Si la enmienda supera el proceso parlamentario y es luego aprobada en referéndum popular, el presidente podrá nombrar y destituir a vicepresidentes, ministros y funcionarios de alto rango.

Si el Parlamento aprueba una ley que regule los mismos aspectos que un decreto presidencial, será esa norma la que se aplique.

El jefe de Estado turco podrá devolver las leyes al Parlamento de Ankara para ser reconsideradas o enviarlas al Tribunal Constitucional para que sean ser anuladas.

Además, el presidente tendrá, tras la reforma, además potestad para nombrar a 12 de los 15 miembros de esa corte.

Otra novedad de la enmienda constitucional es que el presidente turco, elegido por un mandato de cinco años, podrá seguir perteneciendo e incluso liderando un partido político.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine