08 de mayo de 2018
08.05.2018
Dimisión

El fiscal del #MeToo dimite entre acusaciones de abusos

El fiscal del estado de Nueva York ha sido acusado por cuatro mujeres de abusos y malos tratos

08.05.2018 | 08:07
Eric Schneiderman, en una imagen de archivo.

El fiscal general del estado de Nueva York, Eric Schneiderman, ha presentado su dimisión después de que cuatro mujeres aseguraran haber sufrido abusos y malos tratos por su parte, según ha informado la cadena de televisión CNN.

"Ha sido un gran honor y un privilegio servir como fiscal general para la gente del estado de Nueva York. Durante las últimas horas se han hecho fuertes acusaciones en mi contra, las cuales he rechazado", ha aseverado en un comunicado.

"Aunque estas acusaciones no están relacionadas con mi conducta profesional o con las operaciones de la oficina, impedirán que lleve a cabo mi trabajo con eficacia en un momento crítico. Por ello dimito este 8 de mayo", ha explicado.

La renuncia ha sido presentada tan sólo unas horas después de que cuatro mujeres aseguraran a la revista 'New Yorker' que Schneiderman abusó de ellas. El fiscal, por su parte, ha insistido en que "no ha asaltado a nadie" y ha rechazado tales acusaciones.

"En la intimidad y privacidad de las relaciones he mantenido relaciones sexuales que involucraban un juego de roles", ha explicado Scheiderman que, según el gobernador del estado norteamericano, Andrew Cuomo, será sometido a las investigaciones pertinentes.

Schneiderman se ha mostrado en numerosas ocasiones como una figura crítica con el presidente, Donald Trump, y su gobierno. Asimismo, ha apoyado el movimiento #MeToo en contra del acoso y el abuso sexual contra las mujeres que surgió en torno al caso de Harvey Weinstein.

Cuomo había insistido con anterioridad en que el fiscal presentara su dimisión. "Nadie se encuentra por encima de la ley, ni siquiera el fiscal general de Nueva York. Le pediré al fiscal de distrito apropiado que abra una investigación al respecto y actúe según lo requieran los hechos", ha expresado.

"Mi opinión personal es que, dado el patrón de hechos y las acusaciones reflejadas en el artículo, no creo que Schneiderman pueda seguir trabajando como fiscal general y, por el bien de la oficina, lo mejor es que dimita", ha aseverado Cuomo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook