09 de julio de 2018
09.07.2018
Derechos humanos

Polémica en Irán por la detención de una joven que subía vídeos bailando

Maedeh Hoyabrí, de 18 años, reconoció haber violado las normas morales del país, pero no a propósito

09.07.2018 | 16:52

La detención de una joven recientemente en Irán por colgar en internet vídeos de ella bailando ha generado en el país persa controversia, con críticas a la falta de libertades sociales y a las restricciones en la red.

Maedeh Hoyabrí, de 18 años, consiguió miles de seguidores en su cuenta de Instagram con sus vídeos, en los que aparecía bailando al ritmo de música iraní y occidental.

En los vídeos en cuestión, la joven aparece a veces sin el velo islámico, que es de uso obligatorio en Irán desde el triunfo de la Revolución Islámica en 1979.

La televisión estatal iraní emitió un programa el pasado viernes en el que aparecía Hoyabrí reconociendo haber violado las normas morales de la República Islámica, aunque indicaba que no lo había hecho a propósito.

???? ??? ???? ?????? ???? ??????? #?????_????? #????_????? #????? #maedehhojabri #mahimaedeh #maedeh - #regrann

Una publicación compartida de Avazi?? (@persian.girls_videos) el



En respuesta, numerosos internautas colgaron en los últimos días vídeos similares en las redes sociales y mensajes de apoyo con la etiqueta "bailar no es un crimen".

Otros mensajes en Twitter destacaban por ejemplo que en muchas partes del mundo sería inconcebible considerar un hecho de estas características como inmoral.

Debido a esta repercusión, el programa de la televisión estatal fue criticado incluso por algunos medios oficiales iraníes, como la agencia IRNA, que lamentó citando a sociólogos que se ha convertido a la chica en una heroína y que ahora hay campañas en apoyo al baile.

Las mujeres tienen prohibido bailar y cantar en público en Irán, donde pocas cantantes tienen permiso para dar conciertos y estos solo pueden ser ante una audiencia femenina.

En agosto pasado, seis jóvenes fueron detenidos y acusados de enseñar zumba y grabar videoclips con la intención de cambiar el "estilo de vida" de la República Islámica e instigar a las mujeres a no cubrirse con el velo.

En 2014, siete jóvenes fueron condenados a seis meses de cárcel y 91 latigazos por colgar un vídeo bailando el tema "Happy", un éxito del cantante Pharrel Williams, aunque la pena quedó finalmente en suspenso.

Las autoridades iraníes han anunciado que planean cerrar cuentas del mismo estilo que la de Hoyabrí en Instagram, una red social que no está bloqueada pero que los más conservadores tienen en el punto de mira.

Otras redes sociales, como Twitter, Facebook y Youtube, están filtradas desde hace años, mientras que el servicio de mensajería Telegram fue bloqueado este año, aunque los iraníes siguen utilizándolo empleando programas VPN.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook