04 de febrero de 2019
04.02.2019
Atentado

Al menos 12 muertos y 15 heridos al estallar un coche bomba en Mogadiscio

Al Shabab reivindicó el ataque al asegurar que su objetivo era atentar contra funcionarios

04.02.2019 | 11:38
Somalíes trasladan el cadáver de una víctima.

Al menos 12 personas murieron este lunes y 15 resultaron heridas al estallar un coche bomba en las cercanías de un centro comercial en la capital de Somalia, Mogadiscio, informaron a Efe fuentes policiales.

El agente Mohamed Abdukadir, presente en el lugar del suceso, confirmó a Efe esas cifras poco después del ataque, cometido en el céntrico barrio de Hamar Weyne, cerca de la oficina del gobernador de la región administrativa de Banaadir, que incluye a Mogadiscio.

La explosión, que condenó el Ministerio de Seguridad de Somalia, provocó también importantes daños materiales en tiendas y restaurantes de la zona, acordonada por las fuerzas de seguridad.

El grupo yihadista Al Shabab reivindicó el ataque al asegurar que su objetivo era atentar contra funcionarios gubernamentales que acuden a esos comercios, indicaron los medios locales.

Al Shabab también se atribuyó el asesinato del alto ejecutivo maltés Paul Anthony Fermosa, que trabajaba para la empresa estatal dubaití DP World como gerente del puerto de la ciudad costera de Bosaso, en la región semiautónoma somalí de Puntlandia.

El ataque en Mogadiscio acaeció después de que al menos siete personas murieran y cinco resultaron heridas el pasado martes al explotar dos coches bomba en la capital, de los que se responsabilizó también el grupo yihadista.

La capital de Somalia es escenario frecuente de ataques de Al Shabab, un grupo afiliado a la red de Al Qaeda que controla parte del territorio en el centro y el sur del país.

Al Shabab combate con el fin de instaurar en Somalia un estado islámico de corte wahabí.

El peor atentado del grupo terrorista somalí ocurrió en Mogadiscio en octubre de 2017 con camiones bomba que causaron mas de 500 muertos.

Somalia vive en un estado de guerra y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barre, lo que dejó al país sin Gobierno efectivo y en manos de milicias islamistas y señores de la guerra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook