16 de abril de 2019
16.04.2019
Incendio en Notre Dame

Francia se prepara para devolver a Notre Dame su esplendor "en cinco años"

Macron pone fecha a la reconstrucción de la catedral, mientras se buscan formas para financiarla

16.04.2019 | 19:01

El presidente francés, Emmanuel Macron, fijó este martes en cinco años el periodo para reconstruir "todavía más bella" la catedral de Notre Dame de París, un día después de que fuera parcialmente devastada por un incendio.

"Somos un pueblo de emprendedores. Tenemos mucho que reconstruir. Y la reconstruiremos. Más bella todavía", aseguró el presidente en una alocución solemne televisada a la nación desde el palacio del Elíseo.

"Quiero que esté terminada en cinco años. Podemos hacerlo. Y para hacerlo nos movilizaremos", agregó Macron, que aseguró que en la tragedia de Notre Dame hay una oportunidad de unir al pueblo francés.

El presidente pidió "huir de la impaciencia y de los anuncios inmediatos" y pidió a su pueblo que se sienta "consciente de su historia" y que "aproveche la catástrofe para reflexionar sobre lo que fuimos y lo que somos, para mejorar".

Por su parte, las autoridades francesas priorizan la hipótesis de un origen accidental del incendio y los investigadores han comenzado ya a interrogar a los testigos. "Nada por ahora va en la línea de un acto voluntario. En este momento, se da prioridad a la pista accidental", destacó en declaraciones a la prensa el fiscal de París, Rémi Heitz, que es el responsable de la investigación.

Mientras tanto, una lluvia de promesas de financiación, tanto de instituciones como de las mayores fortunas del país, ya trataba este martes de paliar la conmoción que sufren los franceses por uno de sus monumentos más queridos.

Los anuncios para donar fondos llegaron sin pausa. A media tarde del martes, ya se contabilizaban hasta 750 millones de euros en compromisos de donación.

La familia de Bernard Arnault, la mayor fortuna de Francia y propietaria del grupo del lujo LVMH, señaló en un comunicado que realizará "una donación de 200 millones de euros al fondo dedicado a la reconstrucción de esta obra arquitectónica, que forma parte de la Historia de Francia".


Varios operarios revisan los daños en la catedral de Notre Dame tras el incendio de este lunes. Foto: EP


El anuncio de los Arnault respondía así al de la familia de François-Henri Pinault, otro de los grandes bolsillos de Francia, que cuando el incendio todavía no había sido sofocado, se comprometió a aportar cien millones a través de su sociedad de inversiones Artemis.

No quiso quedarse atrás otra de las familias señeras del dinero galo, los Bettencourt-Meyers, dueños de L'Oréal, que pondrán otros 200 millones.

En un nivel algo inferior, otros clanes como los Bouygues o los Decaux, que dan nombre a sendos grupos de telecomunicaciones y mobiliario urbano, se comprometieron a poner de sus bolsillos 10 y 20 millones respectivamente. La petrolera Total pondrá, según dijo otros cien millones.

Quizá para poner en contexto esta euforia dadivosa, el concejal de Cultura del Ayuntamiento de París, Christophe Girard, se aprestó a matizar que a esas donaciones habría que descontarles las pingües desgravaciones fiscales que acarrean.

Y ese dinero, argumentó Girard en la emisora 'France Info', serán los contribuyentes quienes lo aporten.

El antes y el después del incendio


El debate sobre las exenciones para quienes quieran aportar en la reconstrucción ya se ha abierto. El ministro de Cultura, Franck Riester, baraja declarar Notre Dame como "Tesoro nacional" lo que garantizaría reducciones de impuestos de más del 60% para empresas y particulares.

Pero ni siquiera eso es seguro, ya que esa calificación se reserva normalmente para las obras que corren riesgo de salir del territorio francés. A primera vista, ese no parece el caso de la catedral parisina.

Una conferencia mundial de donantes


Con el fin de ordenar la previsible avalancha de contribuciones, la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, propuso convocar una "conferencia internacional de donantes", que se celebraría en el Ayuntamiento.

También se comprometió a que la institución que dirige contribuya con unos 50 millones de euros para los trabajos.

Por su lado, la presidenta de la región parisina, Valérie Pécresse, anunció asimismo una donación de diez millones de euros.

A todo ello habrá que sumarle las cantidades que los ciudadanos deseen aportar de su propio bolsillo. Tras el llamamiento de Macron a una colecta nacional, la Fundación del Patrimonio aseguró el martes a media tarde haber recaudado unos 14 millones de euros.

Otras iniciativas de microfinanciación han surgido en internet, y organismos como la Liga de Fútbol Profesional ya han dicho que no permanecerán al margen del esfuerzo colectivo.

{C}{C}

{C}{C}

El inicio del fuego. Vídeo: ATLAS

Como icono europeo y de la cristiandad, Notre Dame tendrá también la ayuda desde fuera de Francia. El presidente del Consejo Europeo, el polaco Donald Tusk, ya instó este martes a todos los Estados miembros de la UE a contribuir.

Pese a todos estos anuncios, que por el momento no pasan de ser promesas y buenas intenciones, es de prever que la parte del león en la financiación de las obras se la lleve el Estado francés, propietario al fin y al cabo de la catedral.

El monumento, el más visitado del país con 13 millones de personas cada año, pertenece al Estado desde la ley del 9 de diciembre de 1905, que consagró la separación entre Iglesia y Estado.

Incendio totalmente extinguido


El Servicio de Bomberos de París dio este martes por la mañana por completamente extinguido el incendio, que ha causado graves daños en este símbolo de la arquitectura gótica francesa con más de 800 años de antigüedad.

"Todo el incendio está apagado", ha asegurado Gabriel Plus, portavoz de los Bomberos de París, en declaraciones a la prensa. "Ahora llega la fase de los expertos", ha afirmado, en referencia a las labores de los técnicos para averiguar las causas de este grave incendio que ha provocado, entre otros daños, el derrumbe de la aguja de Notre Dame.

El incendio, que comenzó poco antes de las 19.00 de la tarde (hora local) y que podría estar relacionado con las obras de rehabilitación que se realizaban eel templo, pudo originarse en el techo de la catedral, tal y como han explicado los bomberos.

Los daños


Las llamas han provocado que se hayan quemado dos tercios de la techumbre de la catedral de París, explicó Franck Riester.

{C}{C}

El mundo, conmocionado. Vídeo: ATLAS

El ministro francés de Cultur ahizo un recuento rápido de algunos de los principales elementos de la catedral y señaló que el crucero y el transepto norte se han hundido, pero también que "el tesoro de Notre Dame de París se ha salvado gracias al trabajo excepcional de los bomberos" y se encuentra a resguardo en el Ayuntamiento. Dentro de ese tesoro, la pieza más conocida es la túnica de lino del rey San Luis, del siglo XIII.

El principal rosetón en la cara norte "se ha podido preservar", según el titular de Cultura, pero se mostró más cauto sobre los otros dos, en espera de que se pueda verificar su estado.

Reconoció que los vitrales han sufrido daños y no quiso adelantar su opinión sobre la situación de los grandes cuadros, que por su dimensión no pudieron ser evacuados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook