15 de abril de 2020
15.04.2020
La Opinión de Málaga
Crisis del coronavirus

Crisis del coronavirus | Los contagios siguen bajando en Italia, con 2.667 casos nuevos

Los muertos en el país ascienden a 21.645, 578 más en las últimas 24 horas, y bajan los hospitalizados

15.04.2020 | 16:46
Una florista realiza un homenaje fúnebre en Londres por la pandemia que azota al mundo.

Los muertos en Italia con coronavirus alcanzaron este miércoles los 21.645, con 578 en las últimas 24 horas, una cifra inferior a los 602 de ayer, en una jornada en la que siguen bajando lentamente los pacientes hospitalizados y los ingresados en cuidados intensivos.

El número total de casos de coronavirus desde que se detectó el 21 de febrero el primer paciente en el pueblo de Codogno, en Lombardía, aumentó con 2.667 casos desde ayer.

Con este aumento se llegó a un total de 165.155 personas contagiadas, confirmando la tendencia de reducción de la propagación, y de ellas 38.093 se han curado, según los datos ofrecidos hoy por el jefe de Protección Civil, Angelo Borrelli, en su boletín diario.

El número de personas actualmente positivas es de 105.418 con un aumento de 1.127 respecto a ayer, una cifra que es casi el doble que el día anterior.

En total desde que comenzó la emergencia se han realizado 1.117.404 pruebas del coronavirus, con unas 44.000 realizados en las últimas 24 horas mientras que fueron 22.000 el día anterior.

Pero sobre todo se ha destacado la caída de la presión en los hospitales, pues de los casos actuales 74.696 están aislados en sus casas con síntomas leves, lo que representa el 71 por ciento del total; 27.643 ingresadas en los hospitales, lo que representa 368 menos que el día anterior.

También siguen bajando los pacientes en cuidados intensivos que son 3.079, lo que supone 107 personas menos en las UCI respecto a ayer.

Mejora la situación en Lombardía donde los fallecidos en las últimas 24 horas han sido 235 respecto a los 241 de ayer, el aumento de casos positivos fue de 827, cuando ayer fue 1012 y también se ha producido una bajada de 34 pacientes ingresados y 48 ingresados menos en cuidados intensivos.

Datos que dan esperanza a la región más afectada por la pandemia, con 11.142 muertos y actualmente 61.326 enfermos, y que hoy pidió al Gobierno que permita la apertura de las actividades productivas a partir del 4 de mayo y ha presentado un plan para la desescalada.

En un comunicado, la región explicó que "solicitará al Gobierno que dé luz verde a las actividades de producción de conformidad con las llamadas "Cuatro D".

Se refieren a: Distancia, un metro de seguridad entre personas; dispositivos, es decir, máscara obligatoria para todos; digitalización, obligación de teletrabajo para el actividades que pueden preverlo, y diagnóstico, ya que a partir del 21 de abril comenzarán las pruebas serológicas gracias a los estudios en colaboración con el hospital San Matteo de Pavía.

Todo esto, continúan, será acompañado de un plan para reabrir oficinas y empresas y más tarde, escuelas y universidades.

Un ejemplo de este programa será la apertura de las actividades escalonadas y durante toda la semana para evitar el hacinamiento del transporte público.

Estas estrategias, concluyen, irán acompañadas de otras medidas como créditos para pequeñas y medianas empresas.

Por otra parte, según algunos medios, el Gobierno ha indicado al comisario para la emergencia extraordinario, Domenico Arcuri, que inicie el procedimiento público para la búsqueda y compra de pruebas serológicas, las que indican si se han desarrollado anticuerpos al virus.

Según estos medios, Italia prevé realizar un primera prueba con estos test serológicos a 150.000 personas identificadas a escala nacional y divididas por perfil de trabajo, género y seis grupos de edad.

Este tipo de pruebas podrían ser útiles para comenzar un proceso de relajación de las medidas de confinamiento de las personas, pero no todos los científicos están de acuerdo.

Los expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguraron que necesitan contar con mayores datos sobre las personas curadas para poder efectuar afirmaciones concluyentes sobre la generación de inmunidad.


Francia supera los 17.000 muertos pero baja la presión en los hospitales

Francia superó este miércoles las 17.000 muertes por coronavirus, con 17.167 fallecimientos, pero, por primera vez desde el inicio de la pandemia en el país, bajó la presión en los hospitales.

En total siguen hospitalizadas 31.779 personas, pero el balance entre los ingresos y las altas fue negativo por primera vez desde el 1 de marzo, con 513 personas menos.

El director general de Sanidad, Jérôme Salomon, indicó en su rueda de prensa diaria sobre la evolución de la situación que hay que tomar esas cifras con prudencia, porque el número de ingresos se mantiene alto, con 2.415 nuevos en el último día.

También fue negativo el balance en las unidades de cuidados intensivos (UCI), en este caso por séptimo día consecutivo, con 273 pacientes menos y un total de 6.457 casos graves.

De las 17.167 muertes registradas desde el pasado 1 de marzo, 10.643 se produjeron en hospitales, de ellas 514 en las últimas 24 horas, y las otras 6.524 en residencias de ancianos y centros de dependencia, de las que el Ejecutivo va recibiendo los datos de forma paulatina.

Salomon precisó que en todo el territorio se han confirmado 106.206 casos de coronavirus, 2.633 más que la víspera, y que aunque se confirma la llegada a la "meseta epidémica", esta sigue siendo "muy alta".

Reino Unido suma 761 muertes más en hospitales

El número de fallecimientos por COVID-19 en hospitales británicos asciende a 12.868, tras sumar otros 761 en las últimas 24 horas, informó este miércoles el ministerio de Sanidad.

La cifra de decesos diarios, que no incluye los ocurridos fuera de los centros médicos, es algo inferior a la registrada el martes, de 778, y al récord de 780 muertes contabilizado el pasado 10 de abril.

El ministerio precisó que, hasta la fecha, 313.769 personas se han sometido a análisis para detectar el virus, de las cuales 98.476 han dado positivo.


El Gobierno británico -cuyo primer ministro, Boris Johnson, sigue convaleciente de la enfermedad- está bajo presión para incluir en su recuento las defunciones registradas fuera de los hospitales, después de que la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS) revelara ayer el impacto del virus en hospicios, domicilios y sobre todo residencias de ancianos.

Según esos datos, de las defunciones por el coronavirus registradas en Inglaterra y Gales hasta el 3 de abril, un 90,2 % (3.716) ocurrieron en hospitales, mientras que el resto fueron en otros lugares y afectaron sobre todo a la población anciana.

Por otra parte, un portavoz del Ejecutivo declaró hoy que el Reino Unido no retirará su contribución a la Organización Mundial de la Salud (OMS), en contra de lo que hará Estados Unidos.

La fuente confirmó que el ministro de Exteriores, Dominic Raab, que sustituye provisionalmente a Johnson, representará el jueves a este país en la "cumbre virtual" que llevarán a cabo los líderes del Grupo de los Siete (G7, economías más industrializadas), que presidirá el presidente estadounidense, Donald Trump.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook