08 de junio de 2020
08.06.2020
La Opinión de Málaga
'Black lives matter'

Los congresistas demócratas se arrodillan en el Capitolio en honor a George Floyd

La formación propone una ambiciosa ley contra la violencia policial en Estados Unidos

08.06.2020 | 21:16
Los congresistas demócratas se arrodillan en el Capitolio en honor a George Floyd
Los congresistas demócratas se arrodillan en el Capitolio en honor a George Floyd

Una decena de legisladores demócratas se arrodillaron este lunes durante 8 minutos y 46 segundos, el tiempo que estuvo el afroamericano George Floyd con la rodilla de un policía blanco sobre su cuello, en un sobrio homenaje a todos los que han perdido la vida debido a la "brutalidad policial" en EE.UU.

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, lideró ese gesto colectivo en el Capitolio estadounidense, al que se unieron unos doce miembros de su partido, incluido el líder de la minoría progresista en el Senado, Chuck Schumer.

"Estamos aquí para observar el dolor, para respetar las acciones del pueblo estadounidense para denunciar ese dolor, que se manifiesta específicamente en la brutalidad policial. Estamos aquí para homenajear a George Floyd y a tantos otros que perdieron su vida o sufrieron abusos por la brutalidad policial", dijo Pelosi.

A continuación, el grupo puso una rodilla en el suelo, un gesto popularizado en 2016 por Colin Kaepernick, exjugador de la liga profesional de fútbol americano (NFL, en sus siglas en inglés), para protestar contra la violencia policial contra las minorías mientras sonaba el himno estadounidense antes de iniciar un partido.

Todos los legisladores llevaban pañuelos de kente, un tejido típico de Ghana y caracterizado por sus líneas multicolores de algodón o seda, que el Caucus Negro del Congreso ha usado a menudo para simbolizar su trabajo y las raíces africanas de su cultura.

Antes de arrodillarse, Schumer explicó que algunos de sus compañeros en el Senado y él ya protagonizaron un gesto similar la semana pasada, al estar de pie durante casi 9 minutos, y que esa experiencia fue "durísima" por pensar en que Floyd tuvo que pasar todo ese tiempo en dolor y agonía antes de morir.

"Todos los estadounidenses deberían intentar mantenerse en silencio durante 8 minutos y 46 segundos para reconocer el dolor de George Floyd y el dolor del racismo", afirmó el senador demócrata.

El acto comenzó además con la lectura por parte de Pelosi de los nombres de Floyd y otros que han muerto en los últimos años bajo la custodia policial, y la ceremonia se produjo en el Vestíbulo de la Emancipación, una sala cuyo nombre hace referencia a los esclavos negros que construyeron el Capitolio.

Presentan una ambiciosa ley

Tras el gesto, los legisladores se dirigieron a una rueda de prensa para presentar un proyecto de ley destinado a reformar los departamentos de policía del país, que entre otras cosas prohíbe que los agentes agarren del cuello o dificulten la respiración a las personas que detengan.

La legislación, impulsada por los congresistas afroamericanos y progresistas del llamado Caucus Negro del Congreso, busca responder a la abrumadora indignación popular que ha desatado el homicidio de Floyd a manos de un policía blanco en Mineápolis (Minesota) en mayo pasado, junto a otros ejemplos recientes de racismo y violencia policial.

"Esta es una propuesta de ley que transformará las cosas. Este es un día importante. El martirio de George Floyd ha generado un cambio en el mundo", dijo la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, durante una rueda de prensa junto a una veintena de congresistas y senadores para presentar el proyecto.

La llamada "ley de justicia en las tácticas policiales" prohibiría que los agentes agarren del cuello para dificultar la respiración a las personas que detengan, una maniobra que acabó con la vida de Floyd y que muchos departamentos policiales del país ya han vetado, pero aún sigue sin regular en parte de EE.UU.

Además, la legislación prohibiría en algunos casos la práctica que permite a los jueces aprobar órdenes de allanamiento de vivienda sin tocar o llamar a la puerta, una táctica que usaron los agentes que mataron a tiros el pasado marzo a la afroamericana Breonna Taylor en Louisville (Kentucky).

El proyecto de ley también definiría formalmente como ilegales aquellas tácticas de agentes del orden que impliquen discriminación racial, y establecería una base de datos nacional para seguir la pista a cualquier conducta policial negligente.

La legislación está escrita teniendo en cuenta que "los abusos policiales impactan a muchas comunidades diferentes", no solo a los afroamericanos sino "también a los latinos, los estadounidenses de origen asiático o los nativos estadounidenses", explicó la presidenta del Caucus Negro, la congresista Karen Bass.

Sin quitar fondos a la Policía

Sin embargo, el proyecto no hace frente a la petición por la que más ha clamado el movimiento "Black Lives Matter" ("Las vidas negras importan") y muchos de los progresistas que se manifiestan estos días EE.UU.: la de "quitar fondos a la Policía", reducir su presupuesto e invertirlo en las comunidades.

Aunque los departamentos de Policía reciben notables fondos federales, su principal presupuesto proviene de los Gobiernos estatales y locales, y se espera que las decisiones de ese tipo se tomen a ese nivel, como hizo este domingo el concejo municipal de Mineápolis al comprometerse a desmantelar el Departamento de Policía de la ciudad.

El presidente estadounidense, Donald Trump, pareció reaccionar al anuncio de los demócratas en un tuit en el que los acusó de "querer quitar fondos y abandonar a nuestra Policía" mientras que él quiere "ley y orden", a pesar de que el proyecto de ley no aborda el tema de la financiación policial.

No obstante, su reacción dejó entrever lo difícil que será convertir en ley el proyecto recién presentado por los demócratas, dado que el Senado está controlado por los republicanos y la propuesta necesitaría la firma de Trump, quien no ha expresado ninguna simpatía por la idea de reformar las tácticas policiales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook