03 de octubre de 2020
03.10.2020
La Opinión de Málaga
Tensión

Nagorno-Karabaj denuncia al menos 51 muertos en un nuevo asalto de las fuerzas azeríes

Ya son 198 los fallecidos desde que comenzaron las hostilidades en este enclave el 27 de septiembre

03.10.2020 | 16:06
Un hombre camina entre los restos de un edificio.

La infantería azerí ha desencadenado un nuevo ataque a gran escala sobre la región de Nagorno-Karabaj, enclave de mayoría armenia dentro de Azerbaiyán, con una serie de bombardeos que estarían alcanzando las afueras y parte del centro de la capital de la autoproclamada república, Stepanakert, y que habrían provocado la muerte de al menos 51 personas, según el Ministerio de Defensa del enclave.

Según esta fuente, ya son 198 los muertos desde que comenzaron las hostilidades, el pasado 27 de septiembre, a los que habría que sumar doce civiles en Nagorno-Karabaj y dos más en territorio armenio. Azerbaiyán no ha publicado datos tan concretos de víctimas.

"Las fuerzas armadas azeríes han comenzado a bombardear Stepanakert. El bombardeo continúa. Hay personas heridas. Uno de los proyectiles explotó cerca del centro de la ciudad, hasta ahora sólo se escucharon dos explosiones", ha hecho saber el Ministerio de Exteriores de la república a través de Telegram en Telegram.

Al mismo tiempo, el Ministerio de Defensa de Armenia ha informado del derribo esta madrugada de tres aviones de la Fuerza Aérea de Azerbaiyán sobre la disputada región, según ha hecho saber el portavoz militar Shushan Stepanián, en una información que las fuerzas azeríes han desmentido.

El primero de estos derribos ocurrió en torno las 06.25 de la mañana, en el sur de la línea de contacto, mientras que poco después tuvo lugar el derribo de otros dos aviones azeríes, en zonas no especificadas, de acuerdo con la información adicional proporcionada por el también portavoz del ministerio Artsrun Ovanisian.

Azerbaiyán ha desmentido categóricamente que haya sido derribado un solo aparato de sus fuerzas, según ha hecho saber el Ministerio de Defensa azerí. "Hoy, la parte armenia ha vuelto a publicar desinformación sobre aviones presuntamente derribados y vehículos aéreos no tripulados de la Fuerza Aérea de Azerbaiyán. Reiteramos que no se ha derribado ni un solo avión de combate de la Fuerza Aérea de Azerbaiyán. Por el contrario, los vehículos aéreos no tripulados armados de Azerbaiyán siguen destruyendo equipo militar de las fuerzas armadas armenias", según el portavoz del Ministerio, Vagif Dargyakhly.

"Al difundir información falsa sobre las pérdidas de Azerbaiyán, los representantes del Ministerio de Defensa de Armenia están tratando de llenar su vacío de información sobre los combates", ha hecho saber el portavoz.

Cobertura informativa

Por otra parte, el Ministerio de Defensa de Armenia ha pedido a los medios de comunicación que dejen de cubrir en directo los eventos en Nagorno-Karabaj por el riesgo que supone para las operaciones militares y la vida de los civiles.

"A pesar de nuestras numerosas llamadas, todavía hay casos de representantes de los medios de comunicación que cubren eventos en vivo tanto en la Línea de Contacto, las áreas donde tienen lugar las hostilidades, como en los asentamientos de Nagorno-Karabaj, incluida su capital, Stepanakert", ha apuntado el Ministerio en un comunicado.

Según Ereván, la cobertura en directo es una amenaza directa para el ejército y los civiles armenios. "Esto pone en peligro las acciones de las unidades armenias, ajusta el fuego del enemigo y ayuda a apuntar a la población civil", ha añadido el comunicado.

Rebrote del conflicto

La ofensiva azerí estaría ocurriendo por el norte y el sur de la región, en lo que las fuerzas armenias han descrito como un "movimiento de pinza", sin dar por el momento más detalles.

El subcomandante de las fuerzas militares de Nagorno-Karabaj, Arthur Sargsian, confirmó el viernes que 54 militares armenios habrían muerto en los enfrentamientos del jueves y reclamó un alto el fuego en la región, encuadrada oficialmente en territorio azerí y con mayoría de población armenia.

Las dos naciones se acusan mutuamente de haber desatado esta nueva espiral de hostilidades. Además, los dos bandos reconocen que la escalada ha dejado decenas de muertos y centenares de heridos, entre ellos civiles, pero sostienen que las bajas y las pérdidas de material bélico del lado enemigo son mucho más elevadas.

En las últimas horas, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, se ha puesto en contacto con su homólogo azerí, Ilham Aliyev, a quien ha instado a que cese las hostilidades en la república separatista y a reanudar las conversaciones de paz.

"El 2 de octubre, el presidente francés Emmanuel Macron llamó al presidente azerí Ilham Aliyev. El presidente francés expresó su preocupación por las hostilidades en curso en la línea de contacto armenio-azerí y pidió un pronto regreso al alto el fuego y las negociaciones", según ha confirmado este sábado la oficina de la Presidencia azerí a la agencia rusa Sputnik.

Aliyev, por contra, acusó a Armenia de socavar las negociaciones de paz y denunció ante el presidente francés que los bombardeos armenios sobre zonas azeríes han dejado al menos 19 civiles muertos, más de 60 heridos y cientos de viviendas destruidas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook