11 de diciembre de 2020
11.12.2020
La Opinión de Málaga
Terrorismo islamista

EEUU señala a Ashraf Al Qizani como líder terrorista

El Departamento de Estado lo señala por su vinculación con atentados en Túnez

12.12.2020 | 07:23
El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo.

El Departamento de Estado de Estados Unidos ha anunciado este viernes la identificación de Ashraf Al Qizani como "terrorista mundial especialmente designado" por su relación con "numerosos ataques en Túnez" en su cargo como emir de una filial de Estado Islámico en el país.

Según el comunicado emitido por Estados Unidos, Al Qizani es el emir de Jund Al Khilafah (JAK-T) en Túnez, una filial de Estado Islámico, cargo que asumió tras la muerte del antiguo emir Yunus Abu Muslim en 2019.

El grupo JAK-T, que surgió en Túnez en 2014, ya había sedo designado con anterioridad como terrorista por la Administración estadounidense. En diciembre de 2014, JAK-T juró lealtad al Estado Islámico de Abu Bakr Al Baghdadi, según el texto publicado.

Años después, en 2019, reafirmó su compromiso con Estado Islámico cuando reconoció al nuevo líder, Mohamed Abdulrahman al Mauli al Salbi.

Entre los más recientes ataques de JAK-T está el ataque con cuchillo en septiembre de este año en el que murió un oficial de la Guardia Nacional y otro resultó herido. También han protagonizado ataques con explosivos entre enero y marzo de 2020 contra vehículos militares.

Bajo este cargo, Al Qizani "ha llevado a cabo ataques en Túnez" y con esta declaración se notifica que Al Qizani es el líder de un grupo terrorista.

Las designaciones terroristas por parte del Departamento de Estado estadounidense exponen y aíslan a entidades e individuos y les niegan el acceso al sistema financiero del país. Además, pueden ayudar a las actividades de aplicación de la ley de los organismos de Estados Unidos y otros gobiernos.

Túnez ha sido en los últimos años escenario de varios atentados, los más graves de ellos ocurridos en 2015, cuando en cuestión de pocos meses los terroristas atentaron contra el Museo del Bardo en la capital y contra instalaciones turísticas en Susa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook