22 de diciembre de 2020
22.12.2020
La Opinión de Málaga
Violencia policial

Ratifican la prisión preventiva para el policía chileno que dejó ciego a un joven

El agente disparó balines de goma a Gustavo Gatica en el marco de las protestas sociales en Chile

23.12.2020 | 03:49
Disturbios entre manifestantes y Carabineros en Santiago de Chile.

La Justicia chilena mantuvo este martes la prisión preventiva para el policía acusado de hacer efectuado disparos de balines de goma que causaron ceguera del joven Gustavo Gatica en el marco de las protestas sociales que comenzaron en Chile en octubre de 2019, pese a los alegatos de su defensa.

Fueron casi ocho horas de audiencia donde el magistrado del Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago escuchó los alegatos respecto a la prisión preventiva del ex teniente coronel de la Policía militarizada chilena, Claudio Crespo, sindicado como el autor de los disparos que arrebataron la vista al joven de 21 años.

La defensa del ex uniformado argumentó que existen dudas sobre quién efectuó los disparos durante la jornada de movilizaciones en que Gatica resultó gravemente lesionado, pero la Justicia las desestimó.

"Creemos que hay un lamentable error de la fiscalía y la PDI, que fue el apuro por tener el resultado, el apuro por mostrar un detenido, crucificaron a mi representado en distintos medios", dijo el abogado a cargo de la defensa de Crespo.

Sin embargo, desde la fiscalía se mostraron contrarios a esta posición, apuntando a que "los antecedentes expuestos en el tribunal de garantía no han variado".

Desde el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), uno de los querellantes en esta causa, se mostraron a favor de mantener la medida cautelar.

"Solo solicitamos esta medida cuando existen antecedentes calificados, y este es uno de los casos", explicó el abogado del INDH, Juan Cristóbal González.

Tras la ratificación de la prisión preventiva se añadieron otros 90 días de investigación a los tres meses establecidos originalmente.

El ex teniente se encuentra en prisión preventiva desde el pasado 21 de agosto, luego de que la fiscalía presentara pruebas balísticas y registros audiovisuales de los hechos.

Durante esa audiencia de formalización, la jueza de garantía María Figueroa determinó que el imputado llevó a cabo "un delito grave por la forma de la ejecución de los hechos", que "encarna un peligro para la seguridad de la sociedad" y que presenta "riesgo de fuga".

"No cabe duda de que es él quien dispara el arma antidisturbios que ocasiona las lesiones, con los antecedentes vertidos en la audiencia", afirmó entonces la magistrada.

El caso de Gustavo Gatica dio la vuelta al mundo y provocó duras críticas de diversos organismos internacionales, entre ellos la ONU y Amnistía Internacional, que denunciaron el elevaron número de mutilados oculares registrados en las marchas que estallaron en el país suramericano.

Las multitudinarias protestas, que tuvieron su auge a fines del año pasado, continúan en Santiago, esta vez en la forma de concentraciones en el centro de la capital todas las semanas.

El estallido social que comenzó el pasado 18 de octubre de 2019 y que se pausó con la llegada del coronavirus el pasado mes de marzo, supuso la mayor crisis social desde el fin de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), y dejó una treintena de muertos y miles de heridos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook