04 de enero de 2021
04.01.2021
La Opinión de Málaga
Conflicto armado

Rebeldes toman una ciudad al sureste de la República Centroafricana

La Fiscalía abre una investigación contra el expresidente Bozizé

05.01.2021 | 03:29
El Constitucional rechaza los recursos de última hora para un aplazamiento de las elecciones.

Los grupos armados rebeldes han atacado y tomado el control de una ciudad del sureste de República Centroafricana, Bangassou, cerca de la frontera con República Democrática del Congo, lo que ha obligado a miles de civiles a huir hacia el país vecino, mientras que la Fiscalía del país ha abierto una investigación contra el expresidente François Bozizé por "la rebelión en desarrollo" .

Según la información de la ONG Médicos Sin Fronteras (MSF), el domingo 3 de enero, la coalición de grupos armados rebeldes tomó Bangassou y, tras el ataque, tuvieron que atender de emergencia a doce personas.

En las últimas dos semanas, y tras la escalada de tensiones en el país africano vinculada al proceso electoral, MSF ha tenido que atender a 110 personas en Bossangoa, Bangui, Bangassou, Bambari y Batangafo.

MSF también lamenta que el deterioro de la seguridad complica el acceso ya extremadamente restringido de miles de centroafricanos a la atención médica esencial en "un país en crisis de salud crónica", han expresado este lunes a través de su cuenta de Twitter.

Así, ha hecho un llamamiento a todos los actores armados a que cumplan con sus obligaciones de proteger a los civiles y trabajadores humanitarios, así como a respetar las estructuras médicas, las ambulancias y los pacientes.

El pasado 27 de diciembre de 2020 las elecciones tuvieron lugar en RCA pese a que estuvieron en duda hasta el último momento por la ofensiva lanzada por una coalición rebelde para forzar al presidente, Faustin-Archange Touadéra, a dar su brazo a torcer y los recursos presentados ante el Constitucional por la oposición.

El mandatario rechazó todas las peticiones para aplazar los comicios e insistió en la necesidad de mantener la fecha fijada.

Las tensiones han repuntado de forma drástica a raíz de la decisión del 3 de diciembre del Tribunal Constitucional de descartar la candidatura del expresidente François Bozizé, quien regresó al país a finales de 2019 para volver a ser candidato a la Presidencia, cargo que abandonó en 2014 ante el levantamiento de los rebeldes de Séléka, predominantemente musulmanes.

Inmediatamente después de la decisión del Constitucional surgieron informaciones sobre reuniones mantenidas por Bozizé con diversos grupos armados, incluidos antiguos integrantes de Séléka y los 'anti balaka' --unas milicias de mayoría cristiana que surgieron en respuesta a los abusos de los integrantes de Séléka--, lo que llevó a las autoridades centroafricanas a acusarle de intentar fomentar un golpe de Estado.

Días después de las supuestas reuniones entre Bozizé y los rebeldes vio la luz la Coalición de los Patriotas para el Cambio (CPC), que aglutina a seis grupos armados --incluidos ex Séléka y 'anti balaka'-- y que cargó duramente contra Touadéra por los preparativos electorales y exigió que fueran aplazados.

Este lunes, la comisión electoral del país ha anunciado los resultados preliminares electorales de las presidenciales, que no se conocerán en firme hasta el 19 de enero, que darían a Touadéra un segundo mandato presidencial con el 53,9 por ciento de los votos, según ha informado la agencia Bloomberg.

El organismo electoral también ha facilitado datos de la jornada de la votación, asegurando que hubo una participación del 76,3 por ciento, aunque en dos zonas no se pudo ejercer el derecho a voto por la actividad de los rebeldes.


La Fiscalía abre una investigación a Bozizé

 
Por su parte, la Fiscalía centroafricana ha abierto una investigación contra el expresidente François Bozizé por lo que ha calificado como "una rebelión en desarrollo" contra el Estado.

En este sentido, acusa a Bozizé de apoyar "la rebelión creada bajo el nombre de Coalición de Patriotas por el Cambio (CPC)", a pesar de que el exmandatario ha negado en reiteradas ocasiones su vinculación con los rebeldes.

El fiscal general, Laurent Lengandet, también ha anunciado que varios rebeldes han sido detenidos y serán procesados por atentar contra la seguridad interna, mientras que también se les imputan cargos por asociación delictiva, rebelión, asesinato, robo con agravantes y conspiración.

Según Lengandet, "hasta la fecha, ocho de estos insurgentes ya han sido llevados ante el juez de instrucción, que los ha puesto regularmente bajo arresto".

También este mismo lunes, la Misión Unidimensional Integrada de Naciones Unidas para la Estabilización en la República Centroafricana (MINUSCA) ha pedido a las autoridades centroafricanas llevar ante la justicia a "los responsables y patrocinadores de la violencia que se ha cobrado la vida de civiles, trabajadores humanitarios, fuerzas de seguridad, defensa nacional y personal de mantenimiento de la paz".

Asimismo, la ONU, junto con la Unión Europea, la Unión Africana (UA)y la Comunidad Económica de los Estados de África Central (CEEAC), ha emitido un comunicado condenando las violaciones del Acuerdo Político de Paz y Reconciliación en la República Centroafricana e instan al cese de hostilidades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook