El presidente francés, Emmanuel Macron, se ha convertido inesperadamente este domingo en el primer mandatario europeo en reunirse con Giorgia Meloni después de la toma de posesión de la nueva primera ministra italiana y de algunas desavenencias iniciales entre los dos líderes. "Como europeos, de países vecinos, como pueblos amigos, con Italia debemos continuar todo el trabajo iniciado. Hacerlo juntos, con diálogo y ambición, se lo debemos a nuestra juventud y a nuestros pueblos. Nuestro primer encuentro en Roma va en esta dirección", ha escrito Macron en las redes sociales, después de la reunión.

El encuentro entre los dos mandatarios, que no había sido anunciado, tiene lugar después de que, en las pasadas semanas, el triunfo electoral de Meloni fuera acogido con recelo por París. Tanto es así que la ministra gala para Asuntos Europeos, Laurence Boone, llegó a afirmar, en una entrevista con un diario italiano, que Francia “vigilará el respeto a los derechos y libertades” del nuevo Gobierno de Roma.  Las palabras de Boone son una “inaceptable amenaza de injerencia contra un Estado soberano, miembro de la Unión Europea”, fue entonces la respuesta de la ultraderechista italiana.

En este sentido, la conversación, aparentemente, ha servido también para destrabar la relación entre Roma y París, según también destacó la oficina de prensa de Meloni después del encuentro. La reunión, de más de una hora, ha sido "cordial y frútifera", precisaron fuentes de Palazzo Chigi, la presidencia del Consejo de Ministros de Italia. Meloni y Macron hablaron de " todos los principales dosieres europeos: la necesidad de dar respuestas rápidas y comunes sobre el alto precio de la energía, el sostén a Ucrania, la difícil coyuntura económica, la gestión de los flujos migratorios", continuaron las mismas fuentes, al añadir que ambos países seguirán colaborando "en el respeto de los recíprocos intereses nacionales".

La guerra en Ucrania

De ahí también que la información suscitara este domingo gran interés de la prensa transalpina, tras que las autoridades francesas confirmaran la reunión, que se ha celebrado al margen de una visita ya planeada de Macron en la capital italiana para acudir a un evento con la asociación católica de Sant’Egidio, que se realizó en el barrio romano de EUR y en el que también se ha abordado la guerra en Ucrania.

De hecho, la reunión se suma a una serie de contactos de las autoridades europeas con el nuevo Gobierno italiano que se están llevando a cabo en estas horas. Un ejemplo de ello ha sido, durante el día de hoy, una llamada telefónica entre el nuevo ministro de Exteriores de Italia, Antonio Tajani, y el alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea, Josep Borrell. "La UE es una referencia fundamental para Italia. Trabajaremos juntos para enfrentar los desafíos globales y una paz justa en Ucrania", ha contado Tajani, después del diálogo.