09 de febrero de 2019
09.02.2019
Música

Música clásica para todos los días del año

La violinista británica Clemency Burton-Hill publica Un año para maravillarse, piezas comentadas para cada día del año.

09.02.2019 | 16:18
Música clásica para todos los días del año

Un año para maravillarse. Una dosis diaria de música clásica

  • Clemency Burton-Hill
  • Indicios
  • 25€

Resulta descorazonador comprobar cómo en la rama de la música clásica para iniciados se repiten las machaconas melodías de siempre y desde la irrupción de Los Tres Tenores, las mismas arias italianas, desprovistas ya de alma para algunos oyentes de tanto que se repiten.

Si las Cuatro estaciones de Vivaldi, la Pequeña música nocturna de Mozart o el Nessum dorma de Puccini no faltan en mil y un espectáculos para turistas, incluida la música callejera, ¿qué hacer para divulgar la 'otra' música clásica más allá de los éxitos de siempre?

Una respuesta muy original la tienen en el enorme abanico musical que nos ofrece Un año para maravillarse, que acaba de publicar la editorial Indicios. Se trata de una obra de la violinista y presentadora de la BBC Clemency Burton-Hill que, como señala el título, ofrece una propuesta musical para cada día del año, comentada en pequeños textos por la autora. Así que además de los clásicos de siempre, trillados hasta la saciedad en todo tipo de espacios públicos, la violinista nos sugiere piezas musicales desde la Edad Media hasta nuestros días, de ahí que Bach, Josquin des Prez o Dvorak compartan espacio con autores contemporáneos como Phillip Glass o incluso compositores de cine como Morricone.

La variedad es enorme y el único pero a este edición hay que ponerlo en el tamaño de letra demasiado pequeña de los sencillos y claros comentarios de la autora, suponemos que porque el libro ya tiene más de 400 páginas y no era cuestión de aumentarlas.

Para facilitar aún más la divulgación, la lista que propone Clemency Burton-Hill puede encontrarse, completa, en las principales plataformas de música. Ideal para quien quiera escuchar algo más que La donna e mobile.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook