02 de marzo de 2019
02.03.2019
Memorias

Sumergirse en la gran aventura

Alfonso Mateo-Sagasta reconstruye las arriesgadas aventuras de un submarinista en Tratando de tiburones con Karlos Simón

02.03.2019 | 13:32
El submarinista Karlos Simón.

Tratado de tiburones con Karlos Simón

  • Alfonso Mateo-Sagasta
  • Reino de Cordelia
  • 34,95 €
  • El español Karlos Simón se ha convertido en uno de los mayores especialistas del mundo en bucear con tiburones. El novelista Alfonso Mateo-Sagasta ha reconstruido su vida en un viaje apasionante –e ilustrado a color– por las aguas de medio mundo.

Como subraya Alfonso Mateo-Sagasta (Madrid, 1960), el poeta Tennyson nos recuerda en Ulises que «No es demasiado tarde para buscar un mundo nuevo». Los lectores lo encontrarán sin duda si se sumergen en lo que se conoció como sexto continente, título del primer documental submarino en color, estrenado en los años 50, que descubrió con todo lujo de detalles los secretos bajo el mar.

El escritor madrileño, que tiene detrás 30 años de submarinismo, ha plasmado de forma literaria las aventuras bajo el mar de su paisano Karlos Simón (Madrid, 1967), un empresario de la industria del buceo que lleva más de 9.000 inmersiones en los mares de los cinco continentes. Simón es conocido en la gran pantalla por ser el protagonista de la serie Hundidos, de Televisión Española.

El resultado es Tratando con tiburones con Karlos Simón (Reino de Cordelia), un vibrante libro ilustrado repleto de fotografías tan impactantes como arrebatadoramente hermosas, que no se olvida de repartir retazos literarios de calidad, ni de repasar la huella que los mares han tenido en la literatura de todos los tiempos gracias a autores como Melville o Verne.

Gracias a la pluma de Alfonso Mateo-Sagasta, el libro nos ofrece, en forma de gran aventura literaria, los mil y un lances submarinos de Karlos Simón por todo el globo y cómo es su convivencia con grandes escualos como el tiburón blanco, el extrañísimo tiburón guitarra o el tiburón ballena.

Lo mejor que se puede decir de esta ilustrada inmersión es que se trata de un texto muy ameno que consigue comunicar al lector la fascinación, el riesgo y la sensación de habitar en otra dimensión que experimenta el protagonista de estos lances. Que este firmante sepa, no existía en las librerías un libro tan profusamente enriquecido de fotografías submarinas y testimonios bajo el mar. La obra, por cierto, se acompaña con las fichas de los tiburones que recorren las 300 páginas de la obra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook