25 de mayo de 2019
25.05.2019
Entrevistas

Los sueños de Blasco Ibáñez

Fórcola Ediciones recoge una antología completa de las conversaciones que Blasco Ibáñez mantuvo con algunos de los mejores periódicos de la época

25.05.2019 | 17:35
Portada de 'Sueños de revolucionario'.

Vicente Blasco Ibáñez

  • Sueños de revolucionario
  • Edición de Emilio Sales y Francisco Fuster
  • Fórcola Ediciones
  • 17,50 euros

Vicente Blasco Ibáñez desplegó una intensa actividad en su vida que ha quedado retraída por el peso de su enorme identidad literaria. No sólo fue un novelista y escritor prodigioso, con cerca de 50 novelas editadas y cientos de escritos más; fue un político que enarboló con pasión la causa republicana; fue periodista, colonizador de tierras en Argentina, donde fundó dos pueblos, guionista exitoso en Hollywood donde fue aclamado por su novela Los cuatro jinetes del Apocalipsis, y hasta tuno en sus años de estudiante universitario, y todo ello lo compaginó con el amor a las mujeres, con dos casamientos y decenas de amantes.

En España conocemos poco más que su gran faceta literaria. Ahora la editorial Fórcola publica un trabajo excepcional que permite conocer mejor Blasco Ibañez. Sueños de revolucionario es un una antología que reúne las mejores veinticinco entrevistas que el político y escritor, concedió a lo largo de su vida, para periódicos y revistas de países como España, Francia, Argentina, Estados Unidos o Cuba. Contiene además un prólogo de los profesores Emilio Sales y Francisco Fuster que nos sirve de gran revelación de la personalidad omnímoda de Blasco Ibáñez.

En esa introducción podemos leer que Blasco Ibáñez fue un hombre "extraordinario, cuya azarosa peripecia vital desbordó, con creces los ya de por sí extensos límites de ese tipo de vidas que llamamos novelesca. En el caso de Blasco Ibáñez, dicho adjetivo se queda corto pues nos encontramos ante un personaje verdaderamente camaleónico, poliédrico y versátil, cuya naturaleza resulta imposible de encajar en cualquier molde, etiqueta o categoría...)

Sueños de revolucionario nos permite conocer, de su propia boca, esa actividad hercúlea que Blasco Ibáñez desplegó, propias de un hombre cuya cabeza era un manantial de continuas ideas y proyectos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook