07 de septiembre de 2019
07.09.2019
Narrativa

Luis Goytisolo: Voyeur de una época «boba»

La capacidad del autor para diseccionar el aquí y el ahora, con la sutilidad de quien no olvida de dónde viene, lo erigen en una especie de voyeur de todos los tiempos

07.09.2019 | 05:00
El escritor Luis Goytisolo.

Chispas

  • LUIS GOYTISOLO
  • Colección Narrativas Hispánicas
  • ANAGRAMA, 2019. 14,90 €.

    Un paso más hacia la concisión

    Según se le advierte al lector desde la contracubierta del libro, en las páginas de Chispas se corrobora que «Luis Goytisolo sigue avanzando en el proceso de depuración y concisión en el que lleva tiempo embarcado como narrador y del que fue un buen ejemplo su anterior libro, Coincidencias».

La capacidad de Luis Goytisolo para diseccionar el aquí y el ahora, con la sutilidad de quien no olvida de dónde viene, lo erigen en una especie de observador de todos los tiempos a través de los 36 relatos cortos que despliega en las 130 páginas de 'Chispas'. En ellas, se muestra directo, juguetón y conciso para rebelarse contra un periodo dominado por la tecnología.

A la vez que el lector recibe como atinados disparos cada uno de los 36 relatos cortos que integran 'Chispas', de su mirada se va apoderando una intermitente sensación que en ningún caso lo confunde, a pesar del sofisticado juego entre el presente más rabioso y la alargada sombra del pasado que establece un incombustible Luis Goytisolo (Barcelona, 1935).

La capacidad del autor para diseccionar el aquí y el ahora, con la sutilidad de quien no olvida de dónde viene, lo erigen en una especie de voyeur de todos los tiempos. En una suerte de afilado observador que se refugia en la literatura para reflejar, con precisión y elegancia, la extrañeza y la incomprensión con la que asiste a un devenir dominado por las nuevas tecnologías. Es, precisamente, ahí, en esa denuncia casi caricaturizada y embadurnada con balsámico sentido del humor y socorrido sarcasmo, donde quizás resida el verdadero sentido de este libro.

No en vano, el Luis Goytisolo tan directo como conciso o juguetón que se apodera del pulso de cada una de sus historias cotidianas llega a asomarse en un inesperado rincón de este volumen para, identificándose de una forma de lo más divertida y original, mostrar su descontento y rebelarse contra lo que considera una época «boba». «El mundo ha pasado por épocas peores; tan boba como esta, nunca», viene a confesar el escritor barcelonés metido en la piel del alter ego de quien realmente se ha sometido a la experiencia de observar con tenacidad y paciencia un tiempo que no termina de convencerle.

La manida frase hecha del 'menos es más' se proyecta en las 130 páginas de este volumen publicado por Anagrama como una fórmula de lo más rentable. Lo hace hasta el punto de que sus relatos –que en algunos casos no superan las dos páginas de extensión– bastan para agitar a quien se somete a tal baño de brevedad y contundencia con potentes imágenes que lo sumergen en las claves más actuales de la existencia cotidiana.

La primera historia que se cuenta admite, incluso, que se le dé la bienvenida como una declaración de intenciones que arroja las hechuras que predominan en esta propuesta literaria. Su título, 'Un paseo por el prado', con su última palabra en minúscula condensa en sí mismo esos juegos y recursos humorísticos que emergen como omnipresentes. Además, la dictadura del teléfono móvil puede abrazarse sin ninguna contemplación –en un cóctel concentrado en solo tres páginas– a reflexiones sobre el mundo del arte o la madre naturaleza. No en vano, en este punto de partida los museos ya se posicionan como los escenarios fetiches que, junto a los hoteles y todo tipo de alojamientos, se prestan al virtuoso dominio de la literatura breve al que se presta Goytisolo con la calle como aliada materia prima. De hecho, una conversación puede vastar para retratar un instante que viene a ser mucho más que una imagen detenida y abriga una reflexión de lo más profunda sobre cualquiera de las cuestiones que asaltan al ser humano en su paso por el mundo.

Las relaciones de pareja, la violencia machista, las religiones, la era digital, el peso de la diosa rutina, el paso del tiempo, el bumerán de la infancia, la memoria, la amistad –o cualquier otra variante de las relaciones humanas– son algunos de los ingredientes que se asoman como potentes frescos ante los que ni siquiera hay que tirar del hilo.

La vida misma viene dada por pequeñas historias distribuidas con inteligencia y con una amplitud de miras que no obvia las posibilidades menos convencionales del sexo o se entrega a un homenaje 'escatológico' a la figura de James Joyce. Por si fuera poco, el autor se atreve incluso a cocinar maridajes que a priori resultarían imposibles. ¿Entra en alguna cabeza la posibilidad de relacionar la música clásica con la banda sonora de una fiesta rave? Sí, en la de Luis Goytisolo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook