20 de septiembre de 2020
20.09.2020
La Opinión de Málaga
Novela

Marieke Lucas Rijneveld: Un inicio deslumbrante

Impacto total, genio natural el de Marieke Lucas Rijneveld, joven holandesa que con su primera novela, 'La inquietud de la noche', acaba de ganar el prestigioso premio Booker International

20.09.2020 | 05:00
Marieke Lucas Rijneveld, a la izquierda, recibiendo el Premio Booker International.

La inquietud de la noche

  • Marieke Lucas Rijneveld
  • Traducción de María Rossich Andreu
  • Editorial: Temas de Hoy
  • 18,90 €

    Superar o ceder al duelo

    Es la lucha de una niña por comprender la muerte, nunca nombrada pero presente en cada rincón, porque solo así podrá superarla. Un relato desde dentro de la piel en el que es imposible no sentir cada escalofrío, cada arrebato, cada herida. Una búsqueda de sí misma y de alguien que la rescate.

Hasta ahora, a sus 29 años, se dedicaba a cuidar vacas en la granja agrícola paterna de Nieuwendijk, una pequeña población rural holandesa de apenas 2.000 habitantes. Criada bajo el estricto orden del protestantismo religioso de sus progenitores, Marieke Lucas Rijneveld ha sabido sobreponerse a todo ello y crear un poderoso mundo propio interior que ahora ha mostrado al mundo en forma de una cruda y sobria historia, 'La inquietud de la noche', con la que acaba de ganar el premio literario hoy en día más prestigioso del mundo, el Booker International.

La historia es dura, no es fácil, no es un paseo en barca con el agua en calma ni una simple historia de buenos y malos. La protagonista es Jas, que cuenta con sus ojos de niña de 10 años la tragedia de ella y su familia, cuando pierde a su hermano de 12 en un accidente cuando va a patinar sobre hielo. Toda la familia vive en una granja y en una comunidad muy religiosa en la que se siguen a rajatabla los dictados de la Biblia. Jas sufre por la pérdida e intenta entenderla, como también su cuerpo, sus fantasías, a su familia y a Dios. Rijneveld nos va mostrando cómo cada miembro de la familia cae en su propia forma de duelo: desde la parálisis de los padres hasta el descarrilamiento de la hermana Hanna y el hermano Obbe.

Así, seguimos el relato de la propia Jas que nos cuenta como la madre deja de comer; Obbe, el hermano mayor que muestra rasgos cada vez más agresivos; el padre que vuelve a arrastrarse a su papel autoritario; y ella misma, la niña tranquila que pierde lenta pero seguramente su fe en Dios.

Con frases perfectas y detalladas, esculpidas en frío, Rijneveld logra capturar la atmósfera opresiva y helada de la casa: «Comemos en quince minutos desde su muerte». La opresión tiene su origen en la muerte y el dolor reprimido y no resuelto.

Desde el primer capítulo en adelante, Rijneveld te atrapa con esta novela de composición ajustada y te sumerge en el mundo de la pequeña Jas y su mundo de emociones encontradas. Te quedas completamente encerrado en el universo cada vez más pequeño de esta familia piadosa. La vida familiar está tan empapada de dolor que no hay espacio para respirar, para estar, simplemento. Las imágenes contundentes, las comparaciones especiales y el uso original del lenguaje en 'La inquietud de la noche' hacen de la lectura de este libro de esta joven escritora una experiencia de lectura especial. En un lenguaje sublime, rico en imágenes originales que fluye bajo la piel de la pequeña Jas, la historia se convierte en conmovedora y trágica.

Una prodigiosa novela, original en su estilo y en la narración de la trama que la hacen llegar a la excelencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook