27 de septiembre de 2020
27.09.2020
La Opinión de Málaga
Crónicas

Paco Ignacio Taibo, gregario de primera

Paco Ignacio Taibo II recrea el trabajo periodístico de su padre, que cubrió grandes carreras ciclistas en los años 50

27.09.2020 | 05:00

Paco Ignacio Taibo II

  • La libertad, la bicicleta.
  • Reino de Cordelia.
  • 16,95 €.
Paco Ignacio Taibo, gregario de primera

'La libertad, la bicicleta', que acaba de publicar Reino de Cordelia, es un libro tocado por la gracia y la velocidad. Pese a sus escasas páginas, se encuentran repletas de aventuras, cariño, humor y ansias de disfrutar del mundo libre, sin olvidar, claro, las trepidantes gestas deportivas.

El periodista Paco Ignacio Taibo II (Gijón, 1949), hijo del también periodista Paco Ignacio Taibo, se ha empapado de las crónicas deportivas publicadas en periódicos españoles que su padre escribió en la segunda mitad de l0s 50 por esas carreteras de Dios, para recrearlas con gracia y ritmo, en las que también hay cabida para las peripecias del cronista.

Tienen de particular a su autor, Paco Ignacio Taibo, porque a los 32 años, sin conocer del mundo del cicilismo nada más que la existencia de las dos ruedas y el manillar de la bicicleta -ni siquiera sabía montar-, hastiado del ambiente rancio del diario 'El Comercio de Gijón' donde trabaja decide presentarse voluntario como enviado especial a la Vuelta Ciclista a España del 56.

Su bisoñez ciclista, paradojas de la vida, le permitirá ofrecer un punto bien distinto de las trilladas crónicas deportivas y dirigirse a aspectos de la carrera que otros periodistas experimentados no cubrían. La experiencia la repetirá en dos Tour de Francia -donde de paso probará las mieles de la libertad- además de en certámenes de todo tipo y duración, que quedaron truncados por un serio accidente de tráfico.

Prepárense pues para vivir los tiempos heróicos de Federico Martín Bahamontes, Jacques Anquetil, Miguel Poblet y Jesús Loroño, a años luz de la especialización de nuestros días. Crónicas revividas con garbo y humor por el hijo del autor, que con este libro no sólo homenajea a su padre, también a una forma de practicar el ciclismo que ya pertenece a otra galaxia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook