Sandor Márai nació con el siglo XX, en 1900, lo que le permitió vivir los cambios y transformaciones del siglo mas convulso de la humanidad. Lo hizo además desde una posición social favorable por su pertenencia a la burguesía progresista del imperio austrohúngaro, una raza en extinción a lo largo del siglo, pero que le permitió una educación exquisita y un periplo viajero por la Europa de entonces. Por ello a los 34 años ya tenía bagaje suficiente para escribir un libro de memorias realmente brillante.

‘Confesiones de un burgués’ es ese libro que ahora acaba de reeditar la editorial Salamandra y que permite volver a leer con deleite a uno de los grandes escritores del pasado siglo.

‘Confesiones de un burgués’ no es una autobiografía, pero se lee como una biografía intermitente del propio Márai.

El primer capítulo nos lleva a través de la infancia y adolescencia del protagonista, cuyo nombre no se menciona; primero en el confortable hogar de sus padres en Kaschau, luego en un internado de Budapest.

Confesiones de un burgués

  • Sandor Márai
  • Traducción de Judit Xantus Szarvas
  • Editorial Salamandra
  • Precio: 22 euros

La segunda parte sigue el periplo viajero del protagonista que recorre la Europa de posguerra, primero como estudiante poco entusiasmado, luego como escritor y periodista free lance, pasando por Leipzig, Frankfurt, Berlín, París, y Florencia. Hasta que en 1928 regresa a Budapest para dedicarse en serio a escribir.

Hay que leerla como lo que es, la declaración de fe de un joven que tras haber experimentado la vida bohemia y de haber visto la inquietante evolución política de Italia y Alemania contempla temeroso el rumbo que está tomando el mundo y su futuro. Él quiere levantar la voz de la razón frente a la preocupante caída de nivel cultural en Europa y el crecimiento de las hordas que predican la muerte y el exterminio.