Cualquier tiempo es bueno para volver a la historia clásica, esa que por mucho que se revise siempre tiene algo nuevo por descubrir. Y otra forma de ver qué aportaron a las sociedades que vendrían después es leer a Edith Hall, autora de ‘Los griegos antiguos’, un ensayo publicado por Anagrama en su colección Argumentos. No trata Hall en este volumen de mitificar a los griegos ni de convertirlos en seres intachables, pero sí recorrer una historia profusa y compleja que marcó todo lo que vendría después. Ella misma lo deja claro en el prefacio. Puede que tomaran prestados muchos elementos de otras culturas coetáneas, «no obstante, eso no significa que no fueran el pueblo adecuado en el momento adecuado para recoger, durante varios siglos, el testigo humano del progreso intelectual».

Dividida en diez capítulos, las diez maneras en que modelaron el mundo antiguo, la obra recorre dos mil años de la historia de los griegos que es también la historia del mundo occidental, que se miraba en ellos. Desde el pasado micénico, representado por las historias que más tarde recogió Homero y por héroes míticos como Ulises, hasta la llegada del cristianismo, que puso fin a una sociedad pagana que había sobrevivido durante siglos. Un volumen de que no trata de sentar cátedra pero sí de divulgar.

Los griegos antiguos

  • Edith Hall
  • Editorial Anagrama
  • Traducción de Daniel Najmías
  • Precio: 20,90 euros