Jean Echenoz lleva a sus espaldas una exitosa carrera literaria que se ha alargado durante cuarenta años, por eso es todo un regalo conocer a la persona que hay al otro lado del negro sobre blanco y eso es lo que consigue el propio autor en ‘Jérôme Lindon. El autor y su editor’. Es un pequeño volumen que ahora publica en España Nórdica Libros y que es una delicia para los aficionados a la lectura y a Echenoz.

El libro se lee casi de una pasada y cuenta la relación que durante veinte años tuvo el autor con su editor, el señor Lindon, que fue el que le dio su primera oportunidad y le firmó su primer contrato. Arranca en 1979 cuando un ilusionado Echenoz inicia su relación laboral con el editor, una relación que también será personal, de respeto y admiración del autor por un hombre que le guió en los difíciles mundos de la literatura y que supo entender la timidez y la particular forma de ver el mundo de Echenoz. Es interesante este pequeño libro para entender cómo funciona el mundo de las editoriales, para saber qué papel juega un editor en que su autor triunfe y se mantenga a flote, pero también es un excelente retrato de Lindon, un personaje complejo, culto, leal y que no se callaba cuando algo no le gustaba.

La excelente prosa de Echenoz, alejada de artificios, clara y directa, ayuda a adentrarse en la relación de estas dos personas, que supieron encontrar un punto de encuentro que satisfacía a los dos y que hizo que su relación profesional y personal se alargara en el tiempo. Dice Echenoz que nunca fueron íntimos, pero sí se ve en este libro que tuvieron una admiración y complicidad que no siempre son fáciles de hallar.