¿Buscamos señales del Apocalipsis moderno? Aquí les traigo seis: el primero, segundo, cuarto, quinto, séptimo y octavo puestos de la lista de los libros más vendidos en España la pasada semana están ocupados por unos tebeos de Batman, y no están ahí porque leer tebeos esté de moda, que no lo está, sino porque incluyen cupones de descarga de un popularísimo videojuego –resulta que jugar a videojuegos sí que está de moda- En fin, mientras se hunde esto que aún llamamos Civilización Occidental, quizá con un exceso de sarcasmo, podemos aprovechar para leer en este caluroso verano que nos regala el Cambio Climático -antes lo llamábamos Calentamiento Global, pero como era demasiado pesimista lo suavizaron-. En mi lista veraniega destaca la lectura, tanto tiempo soñada, de ‘Horas de España’ (Tusquets, 1990). Este pequeño volumen nació de una idea del editor Natale Tedesco, que supo reunir textos sobre España escritos por Leonardo Sciascia con una serie de fotografías de Ferdinando Scianna, la mayoría hecha en compañía del escritor siciliano en sus paseos españoles. Ha tenido que ser la generosidad de un buen amigo la que ha obrado el milagro de que por fin pueda leer este libro. Y después, cumplida esa ilusión, que se hunda el mundo si es que tiene que suceder.