En pleno siglo XXI, uno busca, aun a riesgo de no encontrarlos, a aquellos gigantes morales que, desde el periodismo o la literatura, señalaban a los demás, con un candil de débil luz, la ética y el ejercicio de la ciudadanía como caminos irrenunciables para la reconciliación de una sociedad consigo misma. Uno de ellos fue, sin duda, Leonardo Sciascia, que fue maestro precoz, periodista maduro y genial novelista y a quien, en alguna ocasión y dado su evidente compromiso político e intelectual, se le llegó a adjetivar como ‘la conciencia crítica de Italia’. Era siciliano, el primero de ellos, y entre otras cosas anduvo preocupado y atareado señalando allá donde podía la corrupción política y los tejemanejes de la mafia en una sociedad aparentemente anclada en sus tradiciones ancestrales y mediterráneas en las que el paso del tiempo y el sol abrasador del mediodía formaban parte de las estampas que retrataban la esencia isleña.

Además de ejercer como periodista implacable y de haber andado en tratos con el mítico Partido Comunista Italiano y luego con otras formaciones, fue un magnífico escritor de novelas policiacas que ahora, al llegar al centenario de su nacimiento (1921), Tusquets está reeditando en el marco de la colección Andanzas. Así, en ‘A cada cual, lo suyo’, se narra la extraña muerte del farmacéutico de un pueblo siciliano tras haber recibido un anónimo que lo amenaza de muerte. Los rumores se desatan y la foto social nos revela el hermetismo y el insoportable aroma de los rumores y las malas lenguas vuelven irrespirable la atmósfera de la villa. El farmacéutico es asesinado junto a Roscio, el médico, y el profesor Laurana, solterón, escéptico y ateo, se embarcará en una suerte de precaria investigación que lo pondrá frente al espejo de sus propias contradicciones. Muy interesante cómo se dibuja la llamada de la carne en el caso de un solterón que vive con su madre.

En ‘Todo modo’, también recuperada ahora por Tusquets, un reconocido y desocupado pintor recorre la campiña y se topa con un aislado hotel, ubicado junto a una ermita. Así, intrigado, decide pasar unos días en el establecimiento. En ese mismo momento, también se alojan en este hotel varias personalidades de primera línea realizando ejercicios espirituales. En ese ambiente de recogimiento, de repente se produce un asesinato: un exsenador muere de un disparo mientras el grupo reza el rosario. En ambas, los elementos de la trama encajan como cajas chinas y los personajes parecen haber adquirido vida bajo la atenta mirada del escritor. Dos libros muy recomendables.

TODO MODO

Leonardo Sciascia

Editorial: Tusquets

Tradución: Juan Manuel Salmerón Arjonal

Precio: 18,00€