Los editores han descorchado el champán, nada de cava, ¡champán! Ha sido en la VI edición del Foro Edita, en Barcelona. ¿Por qué esperar a la Navidad? La facturación del libro comercial durante los seis primeros meses de 2021 arroja un espectacular crecimiento del 17,1% -libro comercial es lo que los lectores de calle llamamos novelas, ensayos o poemarios-. Así que, adiós a la depresión de la última década. Me imagino a más de un editor pidiendo precio en el concesionario de Tesla que le quede más a mano. En GfK, la prestigiosa empresa de investigación y medición de mercados, estiman que el libro de consumo cierre el año con un crecimiento de entre un 17% y un 23% y que se alcance una facturación de 1.100 millones de euros. Y eso son muy buenas noticias para el sector. Parece haber acuerdo en calificar 2021 de año histórico. Eso sí, por géneros, lo que más ha crecido son los tebeos, con un 56% de crecimiento. Porque todos hemos leído más, pero nadie tanto como los aficionados a las viñetas. Además, como la alegría siempre va por barrios, las librerías han visto como ha crecido la venta de libros por internet, hasta suponer ya un 34% del mercado –pese a ello, también han superado su facturación de 2019, porque de la de 2020 ni hablamos-. Ojalá esto sea el primero de muchos años buenos y no el canto del cisne.