Dice Ignacio Peyró que su crianza literaria le debe mucho a las «recopilaciones de artículos». Y manifiesta en la Nota Inicial de este volumen su predilección («entusiasmo») por este formato, «de Azorín a Ortega, de Trapiello a Llop o Puig, de Morand al periodismo americano». Pues ahora es él el que viene a entusiasmarnos, a hacernos felices, a lograr que disfrutemos de estas prosas escogidas. De esta recopilación. ‘Un aire inglés’ recoge artículos de asunto británico escritos entre 2008 y 2021 y publicados en diarios como El País o ABC, en revistas exquisitas y minoritarias y en publicaciones como Jot Down, Squire, Vanity Fair o Ínsula. En total, más de cincuenta piezas agrupadas en siete temáticas. Un aire inglés es el complemento, quizás el aperitivo ideal, para el muy nutritivo ‘Pompa y circunstancia’, diccionario sentimental de la cultura inglesa, que dio a imprenta en 2014 y que supuso un aldabonazo en la literatura ensayística española, un hito y un sorpasso del autor hacia la cima de la anglofilia.

Ignacio Peyró, director del Instituto Cervantes en Londres. L. O.

Peyró es el primero de nuestros british. Y no solo por su conocimiento erudito, profesoral y amenísimo de lo británico. También por sus elegantes formas, atildada indumentaria y benditos modales como de otra época. Un dandy de la pluma, la amistad y el periodismo que está construyendo una obra sobresaliente y consolidada ya pese a su juventud. Apenas sobrepasa los cuarenta años. Peyró, director del Instituto Cervantes de Londres, fue asesor en Moncloa en época de Rajoy, donde se empleó (tengo para mí que con cierto escepticismo y tal vez con la curiosidad del que contempla tigres en un zoo) como escritor de discursos. Antes fue imberbe periodista en un Madrid inolvidable y ya imposible. Periodista de periódico y madrugadas, de buenos restaurantes, de tertulias televisivas muy nocturnas. Periodista bon vivant, periodista filólogo, culto y muy trabajador. De todo esto dio cuenta en unos diarios, ‘Ya sentarás cabeza’, que, está muy dicho pero hay que repetirlo, lo engarza en la tradición de Josep Pla. Un Pla, por cierto que ocupa en este libro un capítulo especialmente nutritivo. No menos interesante es la faceta de gastrónomo de Peyró y nadie (y aquí emparenta con el Camba de La casa de Lúculo) con mínima afición ilustrada a los garbanzos debería perderse ‘Comimos y bebimos’, una joyita compuesta por piezas con el hilo común del yantar como arte. Literario también. Ahí se ocupa del queso, el alcohol, el gazpacho, Horcher, los escritores, el café, Toledo o las tertulias. Una delicia.

Y algo de todo eso, la observancia, la vida, los placeres, la cultura, los jardines, el trabajo, etc. hay en Un Aire Inglés. El libro destila amor a lo británico. Admiración por Churchill. Y no está exento de crítica ni de observaciones agudas ni de ironía. No es que opine de Inglaterra lo que Kipling de la India: «Una creación de la Providencia para el necesario suministro de escenarios pintorescos, tigres y alta literatura» pero sí que sabe tomar esa jocosa distancia kipliniana, dado que no todo lo que describe le resulta gozoso. Y desde luego está más cerca de éste que de García Pelayo, que describió la admiración por lo inglés como «el embeleso del papanatas continental». Ésta sin duda es proclama de añeja época, dado que ser anglófilo hoy es deporte de riesgo medio. Delicioso, obligado adjetivo, resulta el artículo dedicado a las salsas inglesas; muy ameno y documentado parecerá al lector el que protagoniza Augusto Assía, inolvidable periodista y quizás olvidable espía, que también teorizó lo suyo sobre Inglaterra. Uno de mis favoritos es ‘Un selfie para Cervantes y Shakespeare’ e inolvidable por diversas razones resulta el dedicado a Carlos de Inglaterra. Mucho conviene leer a Peyró.

Un aire inglés, ensayos hispano británicos

  • Autor: Ignacio Peyró
  • Editorial: Fórcola
  • Precio: 22,00€