En una apuesta osada y llena de gozo intelectual, la revista Litoral dedica su último número a la felicidad, una especie de utopía pero que, como recordaba Aristóteles, es la finalidad última de la existencia humana. Como resalta su director, Lorenzo Saval, en estos últimos años, la felicidad ha estado silenciada y amordazada por la pandemia y otras penalidades que nos han tapado el rostro y nos han robado el gesto de la sonrisa.

En esta ocasión, Litoral hace un viaje por la felicidad que empieza en los clásicos y el mundo antiguo, hasta llegar a la inteligencia artificial y donde siempre la poesía y el pensamiento han estado presentes.

Con propuestas para ser feliz nos llegan textos de Bertolt Brech, Ernesto Cardenal, César Vallejo. Acerca del placer de vivir nos hablan Felipe Benítez Reyes y Octavio Paz. Sobre la arcadia feliz Juan Manuel Bonet y Javier Salvago. De ese placer llamado Carpe Diem, Braulio Ortiz, Antonio y Serrano Cueto. Y sobre el instante que se va hay textos de Caballero Bonald, Antonio Machado o Francisco Bejarano. O de Eduardo Galeano, sobre la terapia de la risa; y los versos felices de Vicente Huidobro, Jorge Guillen, Francisco Brines, José Antonio Muñoz Rojas o Joan Margarit.

También nos cuentan ocho maneras de ser feliz Eloy Tizón, Gustavo Martín Garzo, Andrés Neuman, Sara Mesa , Marta Sanz, Miguel Ángel Arcas, Raquel Lanseros y Erika Martínez.