Kiosco

La Opinión de Málaga

Análisis

La Iglesia en medio del gran incendio

Arpa publica «La Iglesia arde», un lúcido análisis de la crisis que golpea a la institución desde mediados del siglo XX firmado por el historiador Andrea Riccardi

El historiador italiano Andrea Riccardi. | L. O.

Desde hace décadas se viene hablando del «invierno» de la Iglesia, aquella expresión acuñada por el teólogo Karl Rahner en los últimos años de su vida y cuya evidencia resulta incuestionable, sobre todo en lo que se refiere a Occidente: el número de católicos practicantes mengua de forma acelerada, las vocaciones a la vida consagrada están bajo mínimos y los escándalos de pederastia han minado el prestigio de la institución. El incendio que devoró la catedral de Notre Dame de París hace ahora tres años es para Andrea Riccardi, historiador del mundo contemporáneo y de las religiones, la mejor metáfora de la crisis que vive la Iglesia, analizada con precisión en su último libro, ‘La iglesia arde’ (Editorial Arpa).

Riccardi es católico, fundador de un movimiento eclesial llamado Comunidad de Sant’Egidio, y en su obra late un celo de amor por la Iglesia, lo que no impide que su radiografía de la Iglesia del siglo XX y XXI sea implacable, sin maquillar el declive de la fe en las sociedades occidentales, el nefasto error del nacionalcatolicismo, los errores cometidos por la política democristiana o, en fin, el ensimismamiento de muchas estructuras eclesiales a las que, con honrosas excepciones, les faltó el coraje de reconocer que la propia Europa era ya, desde hacía mucho tiempo, tierra de misión necesitada de una nueva evangelización.

El autor dedica también muchas de sus páginas a analizar las figuras de los últimos papas: de Juan Pablo II evoca su enorme labor misionera y sus múltiples viajes, aunque también sugiere que la gigantesca y carismática figura de Wojtyla «tapó» la situación de crisis que ya vivía el catolicismo desde los años 60. De Benedicto XVI se ensalza su valía teológica y su humildad, cualidades que, sin embargo, no venían acompañadas del carisma que sí derrochaba a raudales su antecesor.

La renuncia de Ratzinger en 2013 fue el terremoto que confirmó las graves dificultades de una institución socavada por los casos de pederastia y las oscuras tramas de Vatileaks. Francisco afronta desde entonces la misión de revitalizar a la Iglesia en una época ciertamente insólita, con una pandemia que en 2020 obligó incluso a suspender durante meses las misas presenciales en todas las parroquias del mundo.

La Iglesia arde

  • Andrea Riccardi
  • Editorial: Arpa
  • Traducción: David Salas Mezquita
  • Precio: 19,90€

Del libro parece desprenderse una pregunta a la que sólo el tiempo (o la providencia) podrá dar respuesta: ¿será este incendio que arrasa a la Iglesia un elemento purificador, de futuro? o por el contrario, ¿se llevará por delante a la Barca de San Pedro tras más de 20 siglos de historia? Riccardi espera que la primera opción sea la correcta. No en vano, su labor en «La Iglesia arde» no busca la autopsia anticipada del moribundo sino el diagnóstico a un enfermo que, pese a estar grave, hasta ahora siempre ha sobrevivido.

Compartir el artículo

stats