Kiosco

La Opinión de Málaga

Editorial Menoscuarto

Ibargüengoitia no deja patriota con cabeza

La editorial Menoscuarto recupera ‘Los conspiradores’, la última novela del autor, un brillante sainete sobre la independencia mexicana

Jorge Ibargüengoitia (1928-1983), en una foto sin fechar.

Antes de morir de forma trágica en el accidente de aviación de Avianca en Mejorada del Campo, Madrid, en 1983, Jorge Ibargüengoitia (Guanajuato, México, 1928) dejó para la posteridad una última novela, en la que el escritor persistió en la mejor de sus sendas, la del sarcasmo y la ironía.

Escritor todoterreno capaz de desguazar con causticidad la recién nacida revolución cubana en el hiriente relato ‘Revolución en el jardín’ o de retratar con magistral humor el día a día del mexicano medio en sus artículos de prensa -un testigo que luego recogería Juan Villoro-, en la narrativa se atrevió con truculentos sucesos del México negro, con el retrato nostálgico y humorístico de la vida en provincias pero también con la sátira colonial en ‘Maten al león’, tan en la línea de Evelyn Waugh.

En su última novela, publicada originalmente en España en 1981 con el título de ‘Los conspiradores’, que acaba de rescatar la editorial palentina Menoscuarto, Ibargüengoitia emprende la hercúlea y antipatriótica tarea de desmitificar el proceso de independencia de su país, con un retrato divertidísimo de los criollos que la promovieron.

Para bajar del pedestal a los padres de la Patria utiliza la figura de un desnortado militar, un joven con una prometedora carrera que será inocente testigo de un gran complot contra España en un rincón remoto del virreinato.

Desprovista de toda mística y heroicidad, ‘Los conspiradores’ es una inteligente novela que, en la línea de Valle Inclán y su trilogía Ruedo ibérico -aunque, al contrario que el gallego, con una gran simplicidad formal- nos muestra el cartón piedra de la vida política y la construcción nacional.

La novela está armada como un sainete de formas contenidas pero cuya acción irá en aumento hasta la petardada final. Ibargüengoitia emplea frases cortas pero certeras, sustantivos diminutivos que tan mal sientan a la épica y siempre reserva una sorpresa al término de casi cualquier frase: «Tanta autoridad tenía Periñón sobre mí que perdoné al ladrón. Tan agradecido quedó que nos abandonó poco después llevándose una caballada».

Incisivo a la hora de retratar paisanos y paisajes, en ‘Los conspiradores’ no hay héroes ni malvados sino unos personajes enredados en la intrincada comedia humana cuyos hilos maneja con gran soltura el escritor de Guanajuato. Su última novela es una ocasión más para disfrutar o descubrir al sugerente maestro mexicano.

Los conspiradores

  • Jorge Ibargüengoitia
  • Editorial: Menoscuarto
  • Precio: 17,90€


Compartir el artículo

stats