Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

La Alicia de Carroll en la América profunda

‘La noche a través del espejo’ de Fredric Brown es una absorbente joya literaria en la frontera entre la realidad y la fantasía

Detalle de la portada de 'La noche a través del espejo'. L.O.

Cierto es que, en ocasiones, se abusa del adjetivo ‘absorbente’ a la hora de calibrar la lectura de un libro. Con ‘La noche a través del espejo’, sin embargo, ‘absorbente’ es lo que mejor puede expresar la inmersión en su trama, en la sutil línea que separa la realidad de la fantasía, como brillante antecedente de los mundos soñados por David Lynch.

Su autor, el norteamericano Fredric Brown (Cincintai 1906-1972), fue un asiduo de los relatos y las novelas populares de ciencia ficción y las policíacas (por una de estas últimas obtuvo el premio Edgar Allan Poe de 1948). Adicto al alcohol y antiguo corrector de pruebas en un periódico, justamente la prensa y la bebida se dan la mano en esta novela de 1950, redonda, originalísima y, como hemos dicho, absorbente, que transcurre durante una interminable noche de junio en un pueblo perdido de Estados Unidos.

Brown se mete en la piel del dueño del semanario local, que tras 22 años haciéndose eco de la abúlica vida de la población todavía sueña con publicar un número con una noticia de alcance nacional, la gran exclusiva de su vida que dé sentido a su trabajo.

Ni que decir tiene que esa noche tan especial el destino llamara a su puerta para ofrecerle la posibilidad de publicar una noticia bomba.

El acierto del escritor americano, que emplea la primera persona para que el lector se ponga en la piel de este ‘Leopold Bloom de la América profunda’ en su larga noche de junio, es que el mencionado juego entre la realidad y la ficción está representado por la veneración que el protagonista siente por el ajedrez y por Lewis Carroll, el autor de las novelas de Alicia, además de un consumado ajedrecista; de hecho, los capítulos del libro comienzan con versos de la simpar niña que se adentró por el País de las Maravillas, tras cruzar el espejo.

Con las novelas de Alicia como telón de fondo, ¿las piedras en el camino con las que se topa el protagonista proceden del mundo empírico o de la reina de corazones y su séquito?

La respuesta es lo de menos, Fredric Brown, como Harper Lee y su pueblo ficticio de Alabama en el que vive el recto Atticus Finch, ha creado un ambiente literario único al idear este poblacho de ensueño sobre el que cae la negra noche y a cualquiera que recorra sus calles le acecharán, en cualquier esquina, los sombrereros locos... Una joya literaria sin duda.

La noche a través del espejo

  • Fredric Brown
  • Editorial: Reino de Cordelia
  • Precio: 18,95 €


Compartir el artículo

stats