Kiosco

La Opinión de Málaga

Editorial Impedimenta

Esto es el fin del mundo y no nos importa

Impedimenta recupera ‘Sinsonte’, novela distópica de Walter Tevis que plantea el destino de la humanidad a manos de las máquinas con unos amansados seres humanos alejados de la lectura y abrazados a hedonismo

Walter Tevis

Soñar el fin de la humanidad es una de esas tradiciones literarias que nunca pasan de moda, y cada época nos ha dejado varias alternativas posibles sobre ese desastre último y fatal. El estadounidense Walter Tevis (1928-1984) aportó su apuesta en 1980 con ‘Mockinbird’, que ahora recupera Impedimenta bajo el título de ‘Sinsonte’ y con una nueva traducción de Jon Bilbao.

La carrera literaria de Walter Tevis siempre ha estado unida de una forma íntima con el cine y la televisión, hasta el punto de que las adaptaciones cinematográficas de sus obras han proyectado una larga sombra sobre sus novelas. Y si ahora tenemos ‘Sinsonte’ en nuestras librerías es gracias al éxito ‘Gambito de dama’ (1983) en Netflix, adaptación de una obra que por cierto él mismo calificó de «homenaje a las mujeres inteligentes».

Por desgracia, una muerte prematura nos dejó con solo seis novelas de este extravagante escritor, de las que cuatro han sido convertidas en relevantes, icónicas y exitosas producciones: ‘El buscavidas’, ‘El hombre que cayó en la tierra’, ‘El color del dinero’ y de forma más reciente ‘Gambito de dama’. Todo buen aficionado al cine conoce tanto la magnética interpretación de Paul Newman como Eddie Felson como la extraña película de Nicolas Roeg en la que David Bowie se transmuta en un alien fascinante y fascinado, pero son pocos los que han leído las novelas que permitieron la existencia de esas obras. ¿Ha llegado el momento para que descubramos en España a Tevis? Ojalá, porque sus elegías de perdedores olvidados, todos ellos trasuntos de él mismo, merecen mejor suerte que la que hasta ahora han tenido entre nosotros –Plaza & Janés ya intentó dar a conocer esta distopía en 1982 bajo el título ‘Pájaro burlón’, con traducción de Carmen Camps, sin que nadie se diera por aludido-.

Quizá el principal hallazgo de esta novela sea Spofforth, un robot con ansias suicidas, cansado del mundo en el que conviven las máquinas y unos amansados seres humanos, reducidos a un estado semisalvaje, apenas ganado que vaga sin rumbo, en el que la lectura y la reproducción están prohibidas pero la ingesta de drogas recreativas es preceptiva, y que afronta así su extinción programada desde una ignorancia hedonista y fatal. En ese mundo tan tecnificado como decadente, en el que la vida es tan aburrida como deprimente, surge el amor entre las versiones de Adán y Eva que Tevis crea para que ese futuro distópico pueda tener alguna esperanza.

Pero además de ese logro que es Spofforth, ‘Sinsonte’ se ha ganado un hueco entre las mejores versiones del fin del mundo gracias a la extraña poesía de su escritura, que es cruda y compasiva a la vez. Tevis reflexiona sobre la distancia que nuestra sociedad contemporánea siente hacia la lectura, y va más allá al soñar la pesadilla que sería un mundo sin lectores –un mundo que él vislumbró en sus alumnos de la Universidad de Ohio hace ya cuarenta años-. Y así, esta obra termina siendo un canto a la capacidad que la lectura tiene de transformarnos. Se entiende la necesidad de emparentar ‘Sinsonte’ con ‘Fahrenheit 451’ de Ray Bradbury, sin que de ningún modo sea un menoscabo para Tevis.

Sinsonte

Walter Tevis

Editorial: Impedimenta

Traducción: Jon Bilbao 

Precio: 23,95 €

Compartir el artículo

stats