Kiosco

La Opinión de Málaga

Novela

Tres relatos que abren otras puertas a la narrativa

José María Merino firma en ‘La novela posible’ un relato magistral que mezcla de forma arriesgada y valiente la vida de una pintora del siglo XVI con el diario del autor y el relato de una vecina en el confinamiento

José María Merino. L. O.

Siempre en la dilatada trayectoria de José María Merino como escritor adscrito con acierto a géneros dispares como la novela, el ensayo o la historia, ha puesto por delante su gusto por la historia de los hombres, por la huella que estos dejan en su transitar y por las consecuencias que ese tránsito va dejando a los que vienen detrás. Es el hombre y sus actos lo que importa a Merino y para ello se remonta al Antropoceno, como en su anterior trabajo, o al siglo XVI para contarnos las aventuras de Miguel Villace, un mestizo nacido de una india mexicana y uno de los compañeros de Hernán Cortés.

El confinamiento obligado por el Covid no echó, sin embargo, cerrojos y trancas al pensamiento siempre abierto de José María Marino que aprovechó ese tiempo de reclusión física para liberar su ideario narrativo a nuevas fórmulas y contravenciones literarias.

Portada de 'La novela posible'. L. O.

Surge así ‘La novela posible’, una fórmula arriesgada y valiente de abrirse a nuevos derroteros narrativos, con la maestría además de los mejores cultivadores del genero.

En ‘La novela posible’, Merino se atreve con la narración de un relato histórico del siglo XVI en torno a la figura de la pintora Sofonisba Anguissola, que entrelaza magistralmente con otros dos relatos muy actuales una autoficción donde Merino relata sus días de confinamiento, desde el 11 de abril de 2020 hasta el 23 de mayo y un relato que titula ‘Terapia de Tere’, sobre las desventuras amorosas de una vecina que, además, también estudia al personaje de Sofonisba.

Merino nos relata la historia de la pintora Sofonisba Anguissola una joven dotada excepcionalmente para la pintura y para el género del retrato que desde su Cremona natal, en Italia y gracias a su incipiente fama, viaja a España para convertirse en dama de honor de Isabel de Valois, esposa de Felipe II; es allí donde realiza sus mejores retratos, -uno de ellos el mas conocido de Felipe II- si bien debido a que en el siglo XVI las mujeres no podían ejercer ni trabajar oficialmente como pintoras y no podían firmar sus trabajos, estos fueron atribuidos inicialmente a otros pintores, como Sánchez Coello, retratista oficial en la corte de Felipe II.

El segundo relato de Merino, también novelado, sigue los pasos de su vecina la bibliotecaria Teresa y sus desventuras amorosas con el pintor Fortu, un tipo mezquino y miserable. El amor inicial y ciego de Tere hacia el tipo se va diluyendo a medida que la joven bibliotecaria va descubriendo la ruindad del pintor.

La novela posible

  • Autor: José María Merino
  • Editorial: Alfaguara
  • Precio: 17,95 €

El relato de los días de confinamiento cierra el tridente narrativo de Merino en ‘La novela posible’, una crónica diaria donde el autor ofrece detalles de la evolución de la pandemia, referencias con mucha carga política a la actitud e los partidos políticos junto a sus vivencias familiares con su mujer. Lo mejor de esta crónica es la inclusión de diez mini relatos que el autor inventa sobre la marcha, un tanto sombríos, a juicio de su mujer y, especialmente esas referencias constantes a las obras de Cervantes o de Galdós que, salidas de la pluma de un experto como Merino, son un deleite y también esas otras referencias a autores tan propios del momento como ‘Fundaciones’ de Isaac Asimov, que lee su mujer.

Compartir el artículo

stats