Kiosco

La Opinión de Málaga

Nórdica

El héroe inalterable de Mijaíl Lérmontov

Cabe preguntarse hasta que cielos habría llegado la gloria literaria de Mijaíl Lérmontov sino hubiese muerto, en un duelo, a los 26 años, cuando para entonces ya había demostrado ser un escritor de un enorme talento, heredero de la mejor tradición de la literatura rusa con una obra poética excelsa y otros relatos como el que ahora nos ocupa, ‘Un héroe de nuestro tiempo’ que recupera con acierto editorial Nórdica.

De la altura literaria de este relato da fe el prólogo que lleva la firma nada menos que de Vladimir Nabocov, que desbroza para el lector las dificultades de un texto, compuesto por cinco relatos, dispuestos de manera caprichosa por la mente privilegiada de Lérmontov. Nabocov se rinde maravillado a la «inmensa fuerza y velocidad del relato» y al «notable ritmo con que se suceden los párrafos, empapados de una belleza viril y romántica».

El héroe de nuestro tiempo es el joven oficial ruso Gregori Pechorin, que es enviado a el Caúcaso en torno a 1830. Pechorin es un héroe extravagante, egocéntrico y cínico que no cree en nada. Con impunidad juega con el amor de las mujeres y la buena voluntad de los hombres. Impulsivamente emprende peligrosas aventuras, arriesga su vida y acaba matando en duelo a un compañero de armas. En sus aventuras con diversas mujeres la mas dramática le lleva a raptar a una joven que meses después es asesinada por un bandido.

Es un personaje cínico y descreido, pero también de una gran fuerza romántica, de sangre caliente y cabeza fría. Pechorin auna ternura y melancolía, elegancia y brutalidad, con una crueldad que es atractiva al lector. Una obra y un personaje tremendamente actual pese a sus 180 años.

Compartir el artículo

stats