Editorial Destino

Silva y Trujillo: Guerra al machismo

‘La innombrable’, tercera entrega de la saga Manuela Mauri y de la prueba de que el género negro es probablemente el que mejor se presta a escribir a cuatro manos siempre que haya un ejercicio absoluto de confianza y encaje  

Los escritores Noemí Trujillo y Lorenzo Silva.

Los escritores Noemí Trujillo y Lorenzo Silva. / L.O.

Tercera entrega de la saga Manuela Mauri y de la prueba de que el género negro es probablemente el que mejor se presta a escribir a cuatro manos siempre que haya un ejercicio absoluto de confianza y encaje.

Lorenzo Silva y Noemí Trujillo siguen dándonos relatos y ratos buenos con la inspectora Manuela Mauri. Su nuevo libro de ediciones Destino, ‘La Innombrable’, es el nuevo caso de esta serie de éxito, saga que acumula ya más de 100.000 lectores donde este tándem de escritores ejecutan a dúo una excelente novela.

A punto de comenzar las vacaciones de verano, nuestra inspectora no se encuentra en su mejor momento. Todo se debe a las últimas experiencias que ha vivido, experiencias que no puede verbalizar, casi todas relacionadas con la muerte. Su ex marido ha muerto y ella no sabe cómo gestionarlo ante sus hijos y el nuevo caso, estrechamente relacionado con la prostitución de menores, le impacta tanto que casi se obsesiona evitando la gestión del dolor en su casa.

Manuela conoce a los padres de Susana, una joven de dieciséis años que ejercía la prostitución y que murió de una sobredosis, exigiendo justicia para su hija en el juicio de la Operación Lesly y la inspectora está segura de que, sea cual sea la sentencia, nada reparará semejante pérdida. Susana es una niña a la que no le falta nada, quería ser bióloga pero la curiosidad busca escape de un entorno serio y responsable que le lleva hasta las drogas y de ahí a una fuerte dependencia que le obligará a prostituirse para poder seguir consiguiendo sus dosis. Decidida a dejarlo, involucra a dos chicas más para que pueda llevarse un tanto por ciento y poder ir saliendo de este mundo, pero no llegará a darle tiempo, aparece muerta en el portal de su casa víctima de una sobredosis.  

Lorenzo y Noemí comenzaron con Manuela en ‘Si esto es una mujer’ y posteriormente en ‘La forja de un rebelde’ y vuelven con el tercer relato de la serie de esta inspectora. Los escritores dejaron entrever en su día que la saga podría llegar a alcanzar los diez relatos y a pesar de que la protagonista es la misma no es necesario conocer o haber leído las obras anteriores para disfrutar y comprender la lectura de ‘La Innombrable’.

Manuela además recibe una noticia que le impactará directamente a ella y que acotará a la resolución del caso en menos de quince días por lo que la intensidad de la búsqueda se transforma en una carrera a contrarreloj junto con su equipo lo que dará agilidad a la novela al tiempo que mantendrá expectante al lector.

La innombrable

  • Lorenzo Silva y Noemí Trujillo
  • Editorial: Destino
  • 328 páginas
  • Precio: 20,90 €

Lenguaje claro, vivo y conciso, diálogos necesarios y descripciones adecuadas redondean esta lectura que afronta valientemente el tema de la violencia de género, prostitución y la drogadicción, haciendo hincapié y apuntando directamente al corazón de la sociedad, desde la familia hasta los medios de comunicación, como agentes sociales y económicos que no reflejan la crudeza de este mundo. También matiza cómo en el cuerpo policial y en los tribunales todo puede ganarse y reconstruirse a pesar de la desidia de muchos y el poco interés de los otros. Una forma valiente de hacer llegar al lector una crítica social dentro de una novela negra. Y en su justa medida para que eso no sea una proposición cargante y pesada dentro de la trama de la novela.

La lectura y resolución del asesinato es fácil y rápida, la propuesta te embebe desde la primera hoja y se convierte en una historia que no llega a ser fugaz en su velocidad pero durante la cual suceden muchas cosas. Los giros propios de este tipo de novela se dan también en ‘La Innombrable’ pero especialmente tiene dos que son magníficos, no adelanto nada para el disfrute de quien lea el relato.

Una novela con un planteamiento muy original ya desde el primer capítulo, donde aunque nos cuentan qué va a suceder y lo que sucede sin restar interés al resto de capítulos. La forma de exponer además al narrador, que es la propia protagonista, es también una formulación original, pues Manuela nos pone al día de la historia a través de ella misma en una revisión de los hechos al contárselo a su hijo mayor con quien tiene una charla profunda.

El texto sí contiene una gran descripción de los procedimientos legales y policiales de forma exhaustiva, a través de la propia Manuela y de los abogados que entran a formar parte de los escenarios de la investigación.

También incluye un componente meta literario presente desde el propio título con la feminización de la novela de Samuel Becket ‘El innombrable’ y del que encontraremos texto y menciones durante el desarrollo de relato buscando un evidente paralelismo a través de los ojos de la víctima, Susana. En cuanto a personajes, si la novela anterior de Manuel veíamos cómo de forma continuada se hablaba mucho de Agatha Christie en esta el referente es uno de los detectives más famosos de Estados Unidos: Marlowe.