14 de agosto de 2016
14.08.2016
Feria de día

Un alegre comienzo

La primera jornada de la celebración en el Centro vivió un gran ambiente gracias a la nueva oferta de música en directo en las plazas

14.08.2016 | 05:00

La fiesta, que arrancó tarde, continuó después en el interior de los locales hasta bien entrada la madrugada

­El buen ambiente reinó ayer en las calles y plazas de Málaga. Había ganas de fiesta y se notaba en las barras de los bares y restaurantes. Miles de malagueños y visitantes pudieron vivir en primera persona los pequeños cambios que este año se han incorporado a la celebración, como la música en directo en las plazas. En la de Uncibay se bailaba al ritmo flamenco de Alboréa, mientras que en Mitjana las versiones de Sótano Sur recorrieron el repertorio de oro del pop español de los ochenta: de Alaska a Fito. También en esta década se centró la actuación de la banda Mr. Proper, en la plaza del Obispo, donde los feriantes pudieron dar rienda suelta a la fiesta entre temas de Los Secretos, Hombres G, Nacha Pop o Mecano. Unos clásicos, la Free Soul Band, iniciaron ayer sus diez ferias sobre el escenario de la plaza Las Flores. Ellos no fallan: desde el primer alarido de Javito y la primera frase de Suzette, toda la plaza se pone bocabajo con las canciones de James Brown, Wilson Pickett, Aretha Franklin y Sam Cooke.

El ambiente no comenzó a ser intenso hasta bien entrada la tarde, ya que muchos de los feriantes festejaron anoche la inauguración de la Feria junto a Vanesa Martín y la posterior actuación de la eurovisiva Barei. La noche, que también contó con el tradicional castillo de fuegos artificiales, se alargó y aunque ayer había ganas de Centro, muchos decidieron comenzar a ritmo lento, ya que por delante quedan una semana completa de actividades para pasarlo en grande. El árbitro internacional de baloncesto, Daniel Hierrezuelo Nava, sí que tuvo que madrugar para encabezar, como abanderado de la Feria, la romería y la ofrenda florar a la Virgen la Victoria, que fue el primer acto de la Feria de día.
La jornada transcurrió con normalidad y el buen ambiente reinó en todos los rincones de la ciudad. El Muelle Uno, que también contó con actuaciones, aunque éstas arrancan a partir de las 22.00 horas, también registró un considerable número de visitas. Y es que la Feria del Centro expande su alegría y cada año gana adeptos.

Y aunque los conciertos y la música externa se acabaron todos a las 18.00 horas, la fiesta continuó en e los locales del Centro hasta bien entrada la madrugada. Hoy está previsto que la animación siga siendo intensa, ya que la jornada festiva del lunes es la mejor excusa para convertir el domingo en un día más que perfecto para volver a sumergirse en la alegría malagueña.

Paseando por las calles, ayer daba la impresión de que el botellón no era tan generalizado y que los descamisados casi han dejado de existir. Quizá algo está cambiando en al Feria de Málaga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook