09 de agosto de 2018
09.08.2018
Feria taurina | Las ganaderías

Un ciclo centrado en los encastes habituales

Repiten cuatro hierros con respecto a la edición del pasado año, siendo todas las reses que se lidiarán a pie de procedencia Domecq y las de rejones de Murube. Fuente Ymbro, único guiño 'torista' del abono malagueño

09.08.2018 | 10:22
Un ejemplar del encaste Domecq.

Como viene siendo habitual en la mayoría de las ferias taurinas, el encaste Domecq predomina también en los carteles de la Feria de Málaga 2018. A excepción de los murubes para los rejones, el resto de las reses que saltarán al ruedo de La Malagueta comparten su procedencia.

Algunas de las ganaderías repiten con respecto a la feria del pasado año, algunas justificadas por el buen juego que ofrecieron sus reses, y otras no tanto. Entre las que hicieron méritos destacados para volver a estar anunciadas en los carteles de La Malagueta se encuentra, sin duda, la de Juan Pedro Domecq. Los toros de la ganadería matriz favorecieron el éxito del estreno mundial del espectáculo Crisol y fueron partícipes de un acontecimiento histórico como fue el indulto del toro Jaraiz por parte del diestro Enrique Ponce. Era la segunda vez que se perdonaba la vida a un astado en la historia del coso de la capital (la primera como plaza de primera), teniendo como precedente único al toro Guisante de Buenavista, con el mismo diestro como protagonista.

El propio Ponce, junto a Manzanares y Roca Rey, volverá a estoquear este encierro. Otro de los que repite es el de Núñez del Cuvillo, otra de las ganaderías predilectas de las figuras que lidiarán Juan José Padilla, Alejandro Talavante y el malagueño Fortes; al igual que sucederá con la corrida de Fuente Ymbro, que se reincorporaba in extremis a los carteles. Pese a tener su tronco fundador en la ganadería de Jandilla, su criador Ricardo Gallardo ha conseguido con los años otorgarle de un sello propio a sus toros, hasta el punto de ser considerada como la corrida más dura de cuantas se anuncian esta temporada en La Malagueta.

La cuarta y última de las ganaderías que repiten con respecto a 2017 es la de Toros de la Plata, nuevamente en la novillada inaugural. Sorprende que se apueste nuevamente por ella cuando el juego de las reses que pastan en la finca Las Majadillas del término municipal de la localidad sevillana de Castillo de las Guardas no fue especialmente lucida.

La feria se iniciará el domingo 12 de agosto con otra corrida de origen puro Domecq como es Lagunajanda (propiedad de María Domecq Sáinz de Rozas), al igual que sucederá con la del miércoles 15, con el hierro de Santiago Domecq. La única ganadería que se lidiará a pie que no pasta en Andalucía será la de El Vellosino, procedente del campo bravo salmantino y que estoquearán Enrique Ponce y El Juli en el festejo mixto del jueves 16 que será prologado por el rejoneador Diego Ventura.

Tampoco resulta novedad que las ocho reses que se lidiarán a caballo, tanto las dos de la ganadería portuguesa de Guiomar Cortés de Moura de la mencionada mixta como las de Fermín Bohórquez del epílogo ecuestre del domingo 19, sean de procedencia Murube, encaste que en las últimas décadas se ha especializado en este tipo de festejos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook