19 de agosto de 2018
19.08.2018
Certamen

Así son los mantones más bonitos de la Feria

Es uno de los encuentros ya más tradicionales de la Feria de Málaga

19.08.2018 | 05:00
En la imagen las ganadoras del concurso de mantones de manila con algunas de las organizadoras.

El Concurso de Mantones de Manila, organizado por Cafés Santa Cristina y la Federación Malagueña de Peñas, celebró la gala de elección de sus premiados el viernes donde los modelos de Amara Tempa, Rosa Delgado y Raquel Santiago fueron los vencedores

La Caseta de Cafés Santa Cristina, situada en calle Peñista Rafael Fuentes 58-60, en la Peña Casa Álora Gibralfaro, volvió a ser escenario de uno de los momentos más importantes de la Feria Málaga, con el tradicional concurso de Mantones de Manila, que cumplió ya 16 ediciones, y estuvo organizado por la firma malagueña de cafés junto a la Federación Malagueña de Peñas, Centros Culturales y Casas Regionales. El concurso de mantones de manila es un clásico de la fiesta, mostrando a los asistentes auténticas obras de arte, que además fomentan el lucimiento y elegancia de las malagueñas, con una prenda muy arraigada en la Feria de Málaga. Los organizadores y los miembros del jurado dictaminaron las mejores obras en tres modalidades diferentes: el Mejor Mantón de Manila Bordado, el Mejor Mantón Pintado y el Mejor Lucimiento. Las dos primeras pretenden ser una muestra de la mezcla de lo más clásico, recordando la esencia de estos vestuarios tan elegantes, y lo más innovador, en la etapa más contemporánea de una prenda que se resiste a desaparecer.

Los responsables de este certamen junto a los miembros del jurado fallaron que las mejores obras fueron las de las modelos Amara Tempa, como Mejor Mantón de Manila Bordado; Rosa Delgado, como Mejor Mantón Pintado, y Raquel Santiago, como la que realizó el Mejor Lucimiento. Las dos primeras fueron una muestra de la mezcla de lo más clásico, recordando la esencia de estos vestuarios tan elegantes, y lo más innovador, en la etapa más contemporánea de una prenda que se resiste a desaparecer. Un año más la organización alabó la colaboración de mantener esta tradición a cada una de las participantes, un certamen que va creciendo cada año desde sus inicios en 2002. La modalidad de Lucimiento quiso premiar el pase y porte de las modelos y la elegancia a la hora de exponerlos ante los asistentes y a la propia Feria de Málaga. Los primeros premios de cada modalidad estuvieron dotados con 500 euros.

De esta manera se puso un broche de oro a las actividades que, durante toda la semana de feria, ha puesto en marcha Cafés Santa Cristina en la Casa Álora Gibralfaro. Un abanico de cultura, colorido y arte para aportar un granito de arena más a la semana grande de la capital de la Costa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook