22 de agosto de 2019
22.08.2019
Análisis del abono

Cayetano en lo numérico y Manzanares en lo artístico

Dos buenas corridas de Núñez del Cuvillo y La Palmosilla han marcado los triunfadores de la feria taurina de la reinauguración de la plaza de toros de La Malagueta. Un año más, la presencia de una máxima figura del toreo como es El Juli pasó desapercibida en Málaga

22.08.2019 | 23:25
José María Manzanares, el protagonista de la Feria Taurina

El esperado regreso de la plaza

  • La Malagueta ha vivido una feria especial por las obras de rehabilitación ejecutadas por la Diputación y que han dejado un edificio más cómodo y funcional. Lució especialmente el lunes 19 durante una colorida Corrida Picassiana diseñada por el artista Loren.

En los rejones sucedió algo parecido a la lidia a pie: quien más orejas cortó fue Andrés Romero, pero fue Diego Ventura quien realizó el toreo de más quilates.

Concluyó el abono de la Feria Taurina de Málaga 2019. Aunque los festejos se siguen desarrollando en la plaza de toros de La Malagueta con la celebración hasta el domingo 25 de agosto del XIV Certamen Internacional de Escuelas, las corridas de toros han llegado a su fin con dos grandes triunfadores, uno numérico y otro artístico.

El único diestro que ha sido capaz de cortar tres orejas y, por tanto, salir a hombros por la Puerta Grande Manolo Segura ha sido Cayetano, triunfador en la tarde del pasado sábado 17 de agosto. Esa misma tarde, en su doble compromiso en la Feria de Málaga, daba su primer aldabonazo José María Manzanares, que ha cuajado los cuatro toros que ha lidiado en el ciclo, ofreciendo además una gran dimensión.

Ese festejo al que nos referimos fue, además, el mejor de toda esta semana de toros en lo que al aspecto ganadero se refiere. Pese a la mala suerte de que dos de los astados de Núñez del Cuvillo se inutilizaran y no pudiera lidiarse por Antonio Ferrera, los cuatro restantes destacaron por su casta, siendo uno de ellos incluso premiado con la vuelta al ruedo.

Más por noble que por brava, también sirvió la corrida de La Palmosilla del domingo 18, con la que cortaba una oreja en cada uno de sus oponentes David de Miranda, la revelación también de esta feria como está siendo durante toda la temporada y que se ganaba una sustitución al día siguiente. También paseaba un trofeo en este festejo López Simón.

Junto a la sustitución de De Miranda a Pablo Aguado, la empresa ha tenido que solventar otras tres sustituciones: la de Roca Rey por Cayetano, la de Finito de Córdoba por El Fandi y la de Juan Ortega por Sebastián Castella, que se caía a última hora del cartel del martes 20 con una corrida de El Puerto de San Lorenzo tan seria como mansa. Agradó con ella Finito y, sobre todo, gustaban las maneras de Ortega.


Cayetano, el triunfador numérico. Jesús Domínguez

El Juli

Un año más, la presencia de una máxima figura del toreo como es El Juli pasó desapercibida en Málaga, con una decepcionante corrida de Garcigrande ante la que, pese a todo, estuvieron muy por encima Manzanares y David de Miranda. Tampoco estuvo a la altura de las circunstancias la corrida de reinauguración de la plaza, donde los desigualmente presentados toros de Juan Pedro Domecq dieron al traste con todas las esperanzas de Enrique Ponce y Javier Conde, destacando únicamente Morante de la Puebla en una inspirada faena al último.

En el apartado ganadero, el mayor fiasco fue el protagonizado por Lagunajanda, con una corrida cinqueña que se mostró absolutamente vacía de casta en la que El Cid era despedido por la afición malagueña en la temporada a cuya conclusión se retirará de los ruedos. Con el peor lote, el ex alumno de la Escuela Taurina de la Diputación de Málaga Joaquín Galdós se estrelló ante las adversidades y pasó desapercibido.

En los rejones sucedía algo parecido a la lidia a pie: quien más orejas cortó fue Andrés Romero (una de cada oponente), pero fue Diego Ventura quien realizó el toreo de más quilates. En la novillada final de Gabriel Rojas, de bonitas hechuras pero sin fondo, sobresalió el mexicano Miguel Ángel Aguilar.

En lo que respecta a la afluencia de público, entre las seis corridas de toros se ha contado con tres excelentes entradas, por encima de los tres cuartos el miércoles 14 y el sábado 17, y rozando el lleno el lunes 19. A la corrida de rejones, sin embargo, acudió menos público del habitual en estos espectáculos ecuestres, que tradicionalmente se programan los domingos y esta vez se hizo el festivo jueves 15 de agosto.

Cuadrillas

Otro aspecto positivo a destacar ha sido el gran nivel ofrecido por las cuadrillas, teniendo que saludar numerosos banderilleros. Discreta, como lamentablemente es habitual, ha sido la labor de los picadores, no colocándose en suerte los toros al caballo ni siquiera en las dos corridas que conformó el Desafío Taurino de este año, en el que se ha premiado al banderillero Fernando Sánchez, el lidiador Raúl Martí, los picadores Ángel Rivas y Santiago Morales, o el toro Gineto de Cuvillo, lidiado por Manzanares, que, además, ha sido el autor de la mejor estocada.
Finalmente, además de todos los éxitos artísticos que se han podido disfrutar, la mejor noticia de esta feria es que los servicios médicos no han tenido que intervenir en ningún momento por ninguna cogida a alguno de los actuantes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook