24 de julio de 2008
24.07.2008
Sociedad

Los gays reclaman su brigada

24.07.2008 | 02:44
Un policía, en el Aeropuerto de Málaga.

Transexualidad Clínica en España pide al Ministerio de Interior la creación de un cuerpo policial especializado en la violencia contra los homosexuales, departamento que ya existe en Holanda

La organización Transexualidad Clínica en España ha reclamado al Ministerio del Interior la creación de una ´brigada gay´ que se especialice en el tratamiento y en la investigación de la violencia contra los homosexuales y transexuales, como se aplican brigadas similares en otro países como Holanda.
Andrés de la Portilla, portavoz de esta organización, ha instado al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, a retomar la iniciativa que en este sentido defendió el ex diputado de Los Verdes Francisco Garrido la pasada legislatura.
Tras los últimos casos de violencia contra homosexuales y transexuales registrados en varias ciudades, De la Portilla subrayó la importancia de que estas personas cuenten con un teléfono de referencia al que poder canalizar sus denuncias, y de que éste sea atendido por policías gays, para que las personas que hagan uso del mismo no sientan miedo o temor a la incomprensión.
Andrés de la Portilla observó que los agentes que deberían atender ese teléfono y los que integrasen la ´brigada gay´ no necesitarían una formación especial y tendrían además una sensibilidad para atender a las víctimas y para investigar los casos de violencia homófoba. Asimismo, apuntó que debería haber ´policías gays´ en las comisarías de los lugares donde este colectivo es más numeroso, y citó Madrid, Barcelona, Valencia, Sitges e Ibiza.

Casos graves. A juicio de De la Portilla, los casos más graves sí se investigan en España pero muchos sucesos considerados ´menores´ no son denunciados o perseguidos porque las víctimas no los denuncian por miedo a no ser comprendidos o porque los policías no ponen interés suficiente. El portavoz de Transexualidad Clínica incidió en que este tipo de agentes deberían existir también en la Guardia Civil y en las policías autonómicas, y se mostró convencido de que serviría además para que muchos agentes "salieran del armario" y trabajaran en mejores condiciones y en un destino que para el podrían estar "perfectamente cualificados".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
 
 
 
La Opinión de Málaga